En primer lugar, la UEFA confirmó esta tarde que tras la disputa de la ida de las semifinales de la Liga de Campeones ha abierto sendos procesos disciplinarios contra el Real Madrid y el FC Barcelona, entre ellos a José Mourinho por sus manifestaciones post partido.

Los expedientes son contra el Real Madrid por la invasión del terreno de juego, la tarjeta roja mostrada a Pepe, la expulsión de José Mourinho, así como por el contenido de sus declaraciones al final del encuentro en la conferencia de prensa oficial; y en el caso del FC Barcelona, la UEFA estudiará la cartulina roja que recibió Pinto nada más acabar el primer tiempo.

Ambos casos se verán en la Comisión de Control y Disciplina de la UEFA el próximo viernes 6 de mayo.


Más tarde, el F.C. Barcelona confirmaba su denuncia hacia el Real Madrid. Los servicios jurídicos del Barcelona denunciarán a Mourinho ante la UEFA por las declaraciones del luso tras el partido, según ha comunicado Toni Freixa, portavoz del club azulgrana.

"El presidente decidió convocar una junta extraordinaria y vamos a denunciar al entrenador del Real Madrid ante el Comité de Disciplina y Control de la UEFA por sus declaraciones. Son constitutivas de una fracción del artículo 5. El Barcelona se siente perjudicado. Nos agarramos al punto B y D del artículo porque lesionan y vulneran la reputación del club y su leyenda. Es inaceptable que alguien cuestione nuestros títulos y nuestra vinculación con UNICEF", dijo en rueda de prensa.

Freixa aseguró que la intención de la denuncia es acabar con la polémica en lugar de incentivarla.


Y por último, hace poco el Real Madrid presentó otra denuncia: denunciará al F.C Barcelona por conducta antideportiva de sus jugadores durante el encuentro y por teatralizar de forma premeditada fingiendo agresiones para meter presión al árbitro para inducirle a mostrar rojas directas, consiguiendo su objetivo en la tercera ocasión, en la falta de Pepe sobre Alves después de las acciones de Busquets y Pedro.

Además el club blanco mandará a la UEFA el vídeo de la falta de Pepe sobre Alves porque el club no está de acuerdo con el informe realizado por la UEFA.

El Real Madrid nunca ha denunciado a ningún club porque no era su política pero, ante el acoso que está recibiendo por parte del Barcelona y la UEFA, ha decidido hacerlo.