El Real Madrid ha conseguido su primera liga después de seis años de sequía, y la primera en casa tras 20 años, ante el eterno rival, Barcelona Regal, en una final donde se tuvo que jugar los cinco partidos. El MVP ha sido el gran Felipe Reyes, que ya cuenta tres ligas en su palmarés. LIGA ENDESA 2013



Los cuatro primeros partidos de la final no se decidieron hasta el último minuto, sin embargo, en el 5º y definitivo los merengues tenían claros indicios de lograr la victoria.

1º cuarto- Pablo Laso ha cambiado el rol de Jaycee Carroll. Ya que parecía apagado en la final, le ha dado la oportunidad de ser titutlar en este último partido, y ha beneficiado a su equipo: comienzo rompedor del Madrid, a un ritmo frenético que el Barça no podía soportar, sumándole que los blancos luchaban por cada balón. Se pusieron dos veces a diez puntos, pero los blaugranas supieron reaccionar a tiempo para que en el primer tiempo sólo se fueran de dos, 20-18, gracias a un parcial de 8-0.

2º cuarto-Siguen fallones ambos equipos en triples (estuvieron negados durante todo el tiempo, acabando con 5/27 los blancos y 8/24 los culés), mientras que el Barça equilibró el marcador con un punto de diferencia, llegando por primera y última vez a estar por delante. Los culés llevaron a cabo un juego demasiado agresivo, por lo que se aprovechó el Real Madrid y le devolvió un parcial positivo, pero esta vez de 10-0, y consiguieron llegar al descanso 41-32.

3º cuarto- Arrancó como una moto de nuevo el Real Madrid con dos mates de Rudy Fernández tras dos despistes del Barça, que provocaron dos pérdidas para que el ex de los Nuggets vaya al contraataque. Al vigésimo triple de la final, Rudy logró entrar su primer tiro de tres, algo que festejó con su afición y puso al Madrid 50-33, que se empezaban a escapar. Sin embargo, Navarro y compañía lograron aguantar el tirón y redujeron en dos puntos la ventaja en el marcador, una diferencia que pudo haber sido más grande.

4º cuarto-Joe Ingles se marcó un partidazo, pero errores tontos de su equipo fueron los que decidieron el partido, cosecharon 16 balones perdidos, a diferencia del Real Madrid que sólo perdió tres veces la pelota. En los cinco últimos minutos del cuarto Jasikevicius tuvo su racha anotadora, finalizando con 23 puntos, el que más tras su compañero Ingles que anotó 25. A pesar de asustar a los blancos en la recta final de partido y ponerse a seis, el Barça perdió el balón en su última oportunidad para salvar el encuentro, y Slaughter cortó el pase dirigido a Huertas para que el Real Madrid se alzase con su primera liga tras seis años en sequía liguera.