La seleccion serbia de waterpolo defendió el título de campeón europeo tras ganar 12-7(3-1; 4-1; 2-4 y 3-1) a los anfitriones húngaros en la final de Budapest.



Serbia ha ganado su tercera medalla de oro en el europeo, como país independiente, tras la de 2006 de Belgrado y la de 2012 en Eindhoven. Los jugadores serbios ya ganaron la plata en Malaga 2008 y el bronce en Zagreb 2010. El bronce de esta edición nº31 fue para Italia que ganó el partido por el 3º y 4º ante Montenegro con un resultado de 11-9.