El Barcelona dominó por 87-79 al actual líder de liga, el Unicaja de Málaga, y se clasifica así para la final de la Copa del Rey 2015. Los malagueños siguen sin poder derrotar al Barça en Copa. Oleson y Hezonja lideraron a su equipo que gracias a una gran defensa y un espectacular comienzo del último cuarto disputarán su sexta final.

1º cuarto

DeShaun Thomas comienza bombardeando a los malagueños con 3 de 3 en triples en la esquina, un claro ejemplo que demostraba lo enchufados que salieron en el primer cuarto los catalanes. Sin embargo, no lograban capturar los rebotes, llevándose hasta 4 el Unicaja en ataque, finalizando los primeros 10 minutos con un ajustado 18-15 para el Barça.

2º cuarto

Con un parcial de 9-0 provocó el tiempo muerto de Xavi Pascual, pues en este segundo tiempo el Unicaja parecía tener mucha más energía y vitalidad sobre la cancha (24-28). Lograron un gran 60% en tiros de campo (6 de 10) y sumaban 9 puntos tras conseguir un rebote ofensivo: el Barcelona sólo metió 2 así. De tal forma que dos triples de Caleb Green y Stefansson empezaron a abrir brecha en el marcador (32-39). Navarro redujo distancias con su"bomba" antes del descanso.

3º cuarto

En la reanudación, el ritmo del encuentro se mantuvo frenético, con Green subiendo los decibelios del Gran Canaria Arena tras un nuevo triple nada más comenzar el cuarto (34-42), pero un parcial 11-4 para los pupilos de Pascual, capitaneados por Doellman y Tomic, apretó el electrónico en el minuto 24 (45-46). Intensificando la defensa, y Oleson acribillando a los andaluces con 2 triples consecutivos, devolvía el mando al Barcelona, aunque al final del cuarto se fueron iguales (59-59).

4º cuarto

Ante el cañón que sacaba Vasileiadis, el FC Barcelona mejoró en defensa y se mostró más dinámico en ataque, donde Hezonja, Lampe y Satoransky asumieron galones para desarbolar al líder con un parcial 11-0 (71-68).

El cuadro azulgrana aprovechó su momento para golpear al Unicaja y dejarlo casi fuera de la final a falta de dos minutos para la conclusión, tras un nuevo triple -el séptimo azulgrana en la segunda parte- de un desatado Mario Hezonja (81-72).

A pesar de sus 14 triples (récord en un partido del torneo del KO), Plaza no logró reanimar a sus jugadores, mientras que Lampe y Abrines consiguieron 12 tiros de tres puntos.