Después de una final muy igualada, decidida por mínimos detalles, el Real Madrid ha conseguido su 25ª Copa del Rey al vencer 77-71 a su máximo rival, el Barcelona, por 77-71, revalidando título y siendo ésta la 5ª final entre ambos clubes en los últimos 6 años. El jugador más valioso del partido fue Rudy Fernández, el hombre que lideró la vuelta del marcador en el tercer cuarto, y concluyó con 16 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias, 2 tapones y 26 de valoración.

El mejor jugador azulgrana fue sin duda Ante Tomic, que sumó 25 puntos y 11 rebotes, para obtener 40 de valoración.

1º cuarto

El Real Madrid comenzó mejor de la mano de un acertado Carroll, pero pronto quedó claro que el partido sería muy igualado. La primera ventaja de los blancos, la solventaron los de Pascual con dos triples de Abrines consecutivos. Así, sólo se pudo destacar la mayor efectividad del Barça en triples (3 de 8 mientras que los madrileños solo metieron 1 de 5). 21-18 para el Barcelona.

2º cuarto

Nocioni, Bourousis, Ayón, Reyes elevaron el nivel defensivo para evitar las canastas fáciles de los azulgranas. 

Con una racha de 7 puntos, el Madrid tomaba de nuevo el liderazgo en el marcador (25-21), aprovechando una técnica pitada a Lampe. Pero el Barça tuvo su gran momento en este periodo, llegando a ponerse +5 (36-31), y más adelante con una ventaja de 7 puntos, con un gran Ante Tomic (13 puntos, 7 rebotes y 2 de valoración). 

Sin embargo, llegó Rudy para revivir al Madrid con 2 contraataques que ajustaron el marcador a 42-41 antes del descanso, contando con 9 puntos, 2 rebotes, 4 robos, 4 asistencias y 19 de valoración sólo en la primera mitad.

3º cuarto

Los de Pascual elevaron el nivel defensivo de la mano de Satoransky y Tomic y los azulgranas se mantuvieron por delante durante en el marcador muchos minutos. 

En el Madrid sólo Rudy tenía su día: recortó distancias para acercar a los suyos hasta que Nocioni empató el partido con el tercer triple de su equipo tras 14 intentos. Además, El "Chacho" Rodríguez, aún desaparecido, cogió el mando, y con asistencias, recuperaciones y puntos lideraba los ataques del Real Madrid para cambiar de lado la final y dejar al Madrid antes de los últimos 10 minutos 7 puntos arriba (57-64).

4º cuarto

Un parcial de 6-0 en el inicio del último cuarto devolvió la igualdad al marcador. Pero el Madrid recuperó su ventaja de seis puntos durante varios minutos hasta la milagrosa aparición de Navarro en el partido. Un triple del escolta y otra canasta de Tomic igualaron el partido a falta de dos minutos para el final (71-71).

Pero ahora Sergio Rodríguez dirigía a su equipo hacia la victoria. Dos canastas suyas y un par de errores de Navarro y Abrines dieron la victoria final a los blancos.