La selección masculina de Serbia se proclamó por quinta vez en su historia (la cuarta consecutiva) campeona de Europa, tras derrotar a sus vecinos de Montenegro 10-8 en la final del torneo de la que ha sido anfitriona en Belgrado. Congregaron a unas 16.000 personas completando el aforo, récord histórico de aficionados viendo este deporte.



Los montenegrinos comenzaron mandando en la final y al final del primer cuarto ganaban por 1-3. La reacción serbia no se hizo esperar y se confirmó con parciales de 2-1 y 3-2 en los dos siguientes capítulos para dejar el marcador en 7-6 ante del último cuarto. En el tramo final del partido Serbia logró un parcial de 4-2 que terminó por decantar de su lado la balanza.

Hungría logró la medalla de bronce tras derrotar por 13-10 a Grecia en la final de consolación. Se trata del vigésimo cuarto metal continental para la selección magiar, la más laureada de Europa. Los húngaros acumulan dos oros, seis platas y seis bronces.

La selección española de waterpolo firmó la quinta posición en el Europeo al batir este sábado al combinado de Italia, por 8-7, en el encuentro que repartió el quinto y sexto puesto. Obtienen así su mejor actuación en los cinco últimos campeonatos continentales, lo que refuerza la confianza de los pupilos de Gabi Hernández con vistas al preolímpico que se disputará en Trieste (Italia), entre el 3 y el 10 del próximo abril.