La selección masculina de tenis de mesa logró, este pasado martes, la clasificación para disputar la final de la Liga Europea de las Naciones en categoría Challenge al caer por la mínima (3-2) frente a la selección croata en la ciudad de Donji Kraljevec.

El equipo español, formado por Endika Díez, Marc Durán y Jesús Cantero llegaba con una suculenta ventaja de 3-1 conseguida el pasado 29 de marzo en el partido de ida disputado en Linares. A pesar de esa importante ventaja, el susto llegó cuando Endika Díez debía acabar su partido lesionado, forzando al máximo para no perder la ventaja conseguida hasta el momento de la lesión (2-0). El joven español luchó lo indecible y consiguió imponerse a Juzbasic por un contundente 3-0 (14-12, 13-11, 13-11).

Con la lesión de Endika se rompía la posibilidad de puntuar en el partido de dobles y las cosas se complicaban. Jesús Cantero no podía contra Zubcic y un ajustado 3-2 (4-11, 12-10, 11-6, 5-11, 11-6) ponía el susto en el cuerpo. Marc Durán caía ante Kolarec (3-1) y era el propio palista catalán el que se encargaba de dar el punto definitivo al vencer a un Juzbasic que contaba sus enfrentamientos del día por derrotas (2-3).