El capitán de la selección española de hockey, Santi Freixa, regresará el próximo fin de semana a la División de Honor después de cuatro años en la liga holandesa lleno de "ilusión", con "ganas de hacer una gran temporada" y "aspirar a todo en su club de siempre", el Atlétic de Terrassa.

"Cuando volví de Holanda me incorporé a la selección, pero vuelvo a un equipo que está lleno de amigos, mi club de siempre, del que nunca me fui, y me lo están poniendo muy fácil, tanto los compañeros como el entrenador que es nuevo para mí, Roger Pallarols", dijo Santi Freixa en una conversación con EFE.

Después de cuatro temporadas en el Amsterdam, con el que se proclamó campeón de liga en mayo, el internacional ultima estos días el inicio de la División de Honor española, en la que el Atlétic empezará a defender el título contra el Benalmádena. 

"Al equipo lo veo con mucha ilusión y con ganas de hacer una muy buena temporada y si algo tiene es humildad. Ya puede ganar la liga u otro título que empieza desde cero, con las ganas y la ilusión intacta. Está entrenando con ilusión e intensidad para ganar y aspirar a todo", afirmó.

Freixa, que piensa que si la liga se juega sin "play-off" como está previsto perderá "un poco de atractivo", cree que el campeonato volverá a ser "una cosa de cuatro", entre Atlétic, Club de Campo, Egara y Polo" y "las cosas se decidirán por partidos directos".