Ha sido la decimoséptima victoria consecutiva de Bou, seis veces campeón del mundo en pista cubierta, y que no conoce la derrota desde que Albert Cabestany le venciese en Marsella el 23 de enero de 2010. Las cinco zonas, incluida la carrera en paralelo, que debían superar los pilotos han sido realmente complicadas. La quinta, una hilera de figuras ovoides, no ha sido superada por ningún piloto, incluido Bou.

En la primera ronda clasificatoria de la mañana, el italiano Matteo Grattarola (Gas Gas) y el francés Alexandre Ferrer (Sherco) eran eliminados, pasando a la ronda semifinal Toni Bou (Montesa), Adam Raga (Gas Gas), Albert Cabestany (Sherco), Jeroni Fajardo (Beta), el japonés Takahisa Fujhinami (Montesa) y el inglés Jack Challoner (Beta). La lucha fue realmente dura y el tarraconense Albert Cabestany, junto a Challoner quedaban fuera de la final, pasando Fajardo, con 10 puntos, Fujinami, con 8; Raga, con 7 y Bou, con 5.



En la final, el dominio del barcelonés fue realmente demoledor. Solo sumó dos puntos de penalización, por un pie a tierra, en dos de las cinco zonas que tuvo que superar.