Kofi Kingston logró ayer en el capítulo de RAW el cinturón de los Estados Unidos tras vencer a Antonio Cesaro, luchador que desprecia América. Así, este es su tercer título de los United States Championship, después de estar una temporada sin triunfar con respecto a los cinturones de la WWE.



La lucha comenzó muy desesperada, intentando la cuenta de tres a la primera de cambio por parte de ambos luchadores. Tras recuperarse el jamaicano de varios golpes del ex-campeón, comenzó su repertorio de patadas voladoras, llegando a aplicar el Boom Drop. Camino a la Trouble Paradise, el suizo la esquivó y logró enganchar su espectacular Uppercut.

Pero en un momento de impulso de Cesaro, Kofi lo detiene, y después de dos intentos, le castiga con un S.O.S, pero no pudo terminar el combate ya que el rival se salvó por las cuerdas. Luego tuvo que conectar dos Trouble Paradise (la primera sacó del ring a Antonio Cesaro, impidiendo que la posterior cuenta llegue a tres) para llevarse la victoria,  convirtiéndose en el nuevo campeón de los Estados Unidos. Matthews sube al ring y le pregunta si tiene algo que decir. Kofi contestó que a traído el campeonato de nuevo a casa.