Jari-Matti Latvala ha logrado su primera victoria de la temporada en el Campeonato del Mundo en el Rallye Acrópolis. El finlandés, que pilota un Volkswagen Polo R WRC, ha finalizó la prueba con una renta de 1 minuto y 50 segundos sobre el segundo clasificado, el español Dani Sordo y su Citroën DS3 WRC. Thierry Neuville ha sido el tercero completando el podio con su Ford Fiesta RS WRC a 24 segundos de Sordo. El líder del campeonato, Sebastien Ogier, ha logrado sumar los tres puntos extras del Power Stage tras marcar el scratch en el TC14, tramo que puso punto y final a la sexta carrera del Campeonato del Mundo de Rallyes. Evgeny Novikov se ha adjudicado dos puntos en el Power Stage con su Fiesta RS WRC, mientras que el último punto ha sido para Andreas Mikkelsen con su Polo R WRC.

Tras tres días de competición y 306,53 kilómetros contra el crono, Latvala aventajó en un minuto y 50.1 segundos a Dani Sordo y su Citroën DS3 WRC. Thierry Neuville logró su segundo podio de la temporada y finalizó tercero a 24 segundos del español con su Ford Fiesta RS WRC. En 2003, Latvala se convirtió en el piloto más joven en pilotar un Ford Focus RS WRC en el rallye griego con tan solo 18 años. Desde entonces, sumaba siete triunfos en el WRC con Ford y ahora uno con el equipo Volkswagen Motorsport. El finlandés no tuvo el mejor inicio de rallye posible, ya que en el tramo de calificación no obtuvo un gran crono, lo que le obligó a salir en un puesto no muy favorable a los primeros tramos. A pesar de ello, finalizó la primera jornada en tercera posición y se situó líder el sábado por la mañana después de que Evgeny Novikov golpeara un banco de tierra y rompiera una rueda de su Fiesta RS WRC. Sordo ocupó la segunda posición desde el inicio y nunca se vio relegado de esa posición. El español no quiso entrar en la pelea por la victoria que tuvieron Latvala y Novikov. El piloto de Citroën conservó su mecánica para lograr un resultado que compensa el complicado arranque de temporada que ha tenido. Al igual que Sordo, Neuville mantuvo un ritmo constante y su tercer puesto fue el regalo perfecto de cumpleaños para su novia Jessica. Andreas Mikkelsen consiguió con una cuarta posición su mejor resultado hasta ahora en su tercer rallye con un Polo R WRC. Un pinchazo y problemas en los frenos dificultó su batalla con Nasser Al-Attiyah, pero el noruego adelantó al Fiesta RS WRC del catarí a tres tramos del final y regresó a la asistencia con una ventaja de 17.5 segundos. Ha sido un fin de semana duro para algunas de las estrellas del campeonato. Mads Ostberg terminó sexto después de perder más de tres minutos en el primer tramo cuando desllantó una rueda contra un bordillo. Mikko Hirvonen logró la séptima plaza después de sufrir problemas de dirección en el mismo tramo que le costaron casi seis minutos de pérdida. El líder del campeonato, Sebastien Ogier, concluyó décimo después de que sus opciones se difuminaran en la extenuante especial de apertura por problemas con la presión de gasolina en su Polo R. Sin embargo, el francés sumó el máximo de puntos extra al ganar la Power Stage. Ogier se marcha de Grecia con 52 puntos de ventaja sobre su compañero Latvala en la cabeza del campeonato. Sebastien Loeb está seis puntos más atrás en tercera posición.