La Europa continental conquistó la 9ª edición del Seve Trophy de golf, al ganar al equipo de Gran Bretaña e Irlanda por 15 a 13, al término de la cuarta jornada en Saint-Nom-la-Bretèche. Capitaneados por el español José María Olazábal, la Europa continental volvió a ganar este torneo, algo que no hacía desde su primera edición en 2000, que se disputa cada dos años en memoria del golfista español Severiano Ballesteros.


El italiano Francesco Molinari dio el punto de la victoria a los europeos, en el último partido individual de los 10 que se disputaron en el domingo, al ganar al inglés Chris Wood, con un 'birdie' en el hoyo 16. El gran artífice del triunfo continental fue el francés Grégory Bourdy, que ganó los cinco partidos que disputó desde el pasado jueves.

Por otro lado, Tiger Woods anotó el punto decisivo que otorgó a Estados Unidos la Presidents Cup batiendo al equipo Internacional (resto del mundo, excepto Europa) por 18,5-15,5. El equipo, que capitaneaba Fred Couples, llegó al último día en Dublín (Ohio) con una gran ventaja a la jornada final y, en los partidos individuales, Tiger se encargó de remachar al ganar al sudafricano Richard Sterne por uno arriba. Venció cuatro de los cinco partidos que disputó en esta Presidents