Después de que el campeón del Tour de Francia 2013 se retirase, Chris Froome, ayer el ciclismo vivía una pena más cuando Alberto Contador
en la décima etapa sufría una caída que dejaba al Tour de este año huérfano de favoritos, y casi vía libre para que Nibali gane la carrera francesa.   El español se fue al suelo en el kilómetro 65 y, tras intentar volver a la bicicleta, no pudo recuperarse de las heridas sufridas en el percance, que requieren cirugía.