El Naturhouse Ciudad de Logroño se ha convertido en campeón de la Supercopa femenina por segundo año consecutivo al superar por un claro 3-0 (25-13, 25-13 y 25-18) al Avarca de Menorca en un choque donde la pegada de las riojanas resultó clave para conseguir diferencias desde el inicio de cada set.

El cuadro de Manolo Berenguel causó muchos problemas a la recepción balear, impidiendo un buen juego ofensivo.

Destacó la buena actuación de Yoraxí Meleán, Amelia Portero y la eficaz aportación de Iva Pejkovic (MVP por sus 11 puntos, 1 bloqueo y 1 punto directo de saque) que contribuyeron notablemente para cerrar el triunfo local.