Los Seattle Seahawks repiten campeonato de la NFC y podrán disputar una nueva SuperBowl, al igual que lo hicieron el año pasado: derrotaron 28-22 a los Packers de Green Bay en el tiempo extra, en un bonito e intenso partido.

El arranque de partido fue muy intenso, con el ataque de Seattle perdido y la defensa floja para lo que nos tienen acostumbrados. Esto lo aprovechó muy bien Green Bay, que hilaba los ataques consiguiendo siempre puntos, hasta que llegó el 3º cuarto donde todo cambió. Se quedaron a 0, la defensa de Seattle se reajustó tras un touchdown que consiguieron al engañar la defensa de "Field Goal" de los Packers, y Lynch (157 yardas y 1 touchdown) comezó a deslumbrar en el último tiempo para ponerse por delante los Seahawks.

Wilson tuvo una de sus peores actuaciones, aunque al final del encuentro maquilló sus estadísticas: 209 yardas, (14/29), 1 pase de touchdown y 4 intercepciones. Baldwin consiguió brillar al final de la noche con 106 yardas en 6 capturas.

Por otro lado, Rodgers finalmenete "sólo" logró 178 yardas (19/34), con un pase de anotación y 2 intercepciones. Lacy logró 73 yardas, la mayoría conseguidas en el primer tiempo, mientras que Nelson y Cobb recibieron 71 y 62 yardas respectivamente.


1º cuarto

Primer tropiezo de los Packers que comienzan atacando esta final de la NFC, y un pase complicado de rodgers en busca de Adams a la zona de anotación hizo que Sherman interceptase.
Pero una defensa más rocosa aún que la que viene mostrando Seattle en los playoffs por parte delos Packers, hacen que solo avancen 3 yardas los vigentes campeones, pues en el 3º down y 7 yardas, Clinton-Dix interceptó a Wilson

Sin embargo, los Seahawks supieron aguantar en la redzone e impidieron el touchdown, por lo que llegaron los 3 primeros puntos del partido.

Posteriormente, en el retorno de los Seahawks, Burnett consigue hacer un fumble a Jones, pero una vez más se tuvieron que conformar con tiro de campo (6-0). Las luces en ataque no parecían encenderse en Seattle, obligados a realizar un nuevo despeje. En cambio, Rodgers y Lacy hacían avanzar a los Packers que con un touchdown de Cobb al filo del final del primer cuarto dejaban un 13-0 sorprendente.

2º cuarto

Una vez más, Wilson y su línea atacante no lograron un nuevo 1º down, provocando que Green Bay vuelva a su campo con el retorno y sumar 3 puntos más (16-0).

Y más palos para Seattle. Con Wilson con 0 yardas y 0 pases completos, el siguiente drive de nuevo  no sirve de nada, pues llegó la 2ª intercepción al quaterback, de manos de Clinton-Dix. Esta vez fue Rodgers quien se estrelló en un pase que supo atajar muy bien el cornerback Maxwell. Esto devolvió las esperanzas a los Seahawks, pues su siguiente drive con carreras de Lynch y el primer pase completo de Wilson de 14 yardas (1/7). Sin embargo, los pases del quaterback no eran para nada buenos y no pudo evitar su 3ª intercepción de la noche, en la zona de touchdown, donde más duele, por Shields. Llegaron al descanso con un 16-0 que podría haber sido más.

Wilson se fue al descanso con 2 pases de 9 intentos y 3 intercepciones, mientras que Rodgers llevaba ya 115 yardas, con un pase de touchdown y 1 intercepción. Lacy sumaba 57 yardas en carrera.


3º cuarto

Nada parecía cambiar tras el descanso. La historia se repetía, el CenturyLink Fieldpermanecía callado y Lynch era el único que tiraba del carro. Finlmente llegó algo bueno para Seattle: en un 3º y 7, la línea defensiva estuvo perfecta para que Wilson tuviera mucho tiempo para pensar un pase de 29 yardas a Baldwin. Fue crucial para que con una jugada de engaño al realizar un supuesto tiro de cmapo, de manos de Ryan hacia Gilliam que consiguió un touchdown de 19 yardas: 16-7 y se empezaba a apretar el marcador.

Esto hizo aumentar la moral de la "súper defensa" de los Seahawks, pues aguantaron un cuarto sin que Green Bay anotase (16-7).

4º cuarto

En el arranque del último cuarto, aunque los Packers no parecían estar igual que en el primer tiempo y Rodgers perdía efectividad, Cosby aventajó para tranquilizar algo a Green Bay con un tiro de 48 yardas (19-7).

Este cuarto parecía normalizarse, ambos equipos no conseguían llegar a la zona enemiga. Sin embargo, la noche gris de Wilson continuaba, y gracias a Matthews que interceptó el 4º pase del quaterback, devolvió el balón a Green Bay. Además, sus receptores tampoco tenían su día: Baldwin era el que mejor estaba con 41 yardas, seguido de Lockette con 25 en 2 capturas.

Al siguiente drive de Seattle, Lynch hizo de receptor para conseguir un touchdown de 35 yardas, que se quedó en 26 y sin anotación: en la Booth Review se comprobó que había pisado la línea de fuera. Wilson en la redzone consiguió el 19-14, y la final de la NFC se ponía más caliente a poco más de 2 minutos del final.

Un Onside Kick que pudo atajar Matthews dio la vuelta a la tortilla: en la segunda jugada una carrera de Lynch de 24 yardas y la posterior conversión de 2 puntos puso a Seattle por vez primera por delante del marcador: 19-22.

Pase de 15 yardas a Nelson, de nuevo 15 yardas más a Cobb, y una carrera de Rodgers de 12 yardas permitieron acercar a los Packers para que Crosby empatase el partido con un tiro de campo de 48 yardas, forzando la prórroga.

Tiempo extra

El tiempo extra acabó rápido: Seattle comenzaba atacando, y el quaterback campeón, Wilson, se reivindicó en una de sus peores noches con dos pases de 35 yardas, uno a Baldwin y otro a Kearse, el segundo llegando a la zona de touchdown para ser campeones de la NFC.