El piloto francés Sebastien Ogier (Volkswagen) se adjudicó su victoria de rally número 25 en el Rally de Montecarlo 2015 e iguala a la leyenda británica Colin Mcrae. A su vez fue su tercera victoria en Montecarlo. Por detrás del francés, terminaron en el podio su compañero de equipo, Jari-Matti Latvala y el noruego Andreas Mikkelsen (Volkswagen II) que han asegurado el triplete de la marca alemana.



El francés de VW midió sus tiempos con los de su compatriota Loeb (Citroen) durante las siete primeras especiales del rallye, hasta que el piloto de Citroën tocó una piedra y rompió la suspensión trasera de su DS 3 WRC. Fue entonces cuando Ogier pasó entonces a liderar el rallye por una ventaja de 1 minuto y 46 segundos. Tras conseguir esta ventaja, el galo controló su ritmo y eligió una combinación de neumáticos segura en las dos últimas etapas para asegurar su victoria. 

Thierry Neuville se aproximó en la última jornada al Hyundai de su compañero Dani Sordo, al que arrebató el quinto puesto en el último tramo por 0.8 segundos. Evans se recuperó de una rotura en la suspensión de su Ford Fiesta RS WRC durante la penúltima jornada, adjudicándose al final la séptima posición, por delante de Loeb, Prokop y Meeke.

Robert Kubica demostró un ritmo espectacular, que le permitió ganar cuatro especiales. Sin embargo, a su retirada en la sección nocturna que dio inicio al rallye le siguió un segundo abandono en la última etapa al accidentarse en la meta de la penúltima especial por un fallo en los frenos.