El Rocasa Gran Canarias alzó por primera vez en su historia la Copa de la Reina de balonmano, tras derrotar en la prórroga al intratable Bera Bera por 20-19. De esta forma, el equipo donostiarra no pudo levantar su 5ª copa, cosa que hizo los dos años anteriores de manera consecutiva, ambas ante el Rocasa.

El encuentro empezó como un gran duelo de titanes. Partido muy igualado donde la defensa de ambos equipos dominaban. Parecía que el Rocasa dominaba primero, con 3 arriba (3-6), mientras que el Bera Bera sumaba 12 pérdidas en 24 minutos: demasiados errores para estar 4 goles abajo antes del descanso, 5-9.

Sin movilidad en ataque por parte del club donostiarra, (5 goles en 36 minutos), la jugadora del Gran Canaria Luján sumó 2 goles seguidos para poner un doloroso 11-5. Pero un tiempo muerto del entrenador Aitor Etxaburu hizo despertar a las suyas para aferrarse al partido con un parcial de 4-0, optimizando el contraataque con la ayuda defensiva. 2 goles fueron de la desaparecida hasta ahora en el encuentro, Eli Pinedo (9-11).

Tras un toma y daca, llegaron dos goles consecutivos aprovechando la superioridad numérica, y el Rocasa abría de nuevo brecha (15-11). A poco más de 2 minutos, Ana Temprano realizó su prmera parada en esta segunda parte y el contraataque lo finiquitó María Núñez para empatar a 16 y forzar la prórroga.

Luján tiraba del carro de su equipo estrenando el marcador en el tiempo extra, pero Eli Pinedo logró marcar su 7º gol antes de que finalizasen los primeros 5 minutos. Toscano, Almudena Rodríguez y Luján desde los 7 metros sentenciaron la final (20-17), aunque hubo un intento de remontada mientras las canarias se dedicaban acontrolar la posesión ante la desesperada defensa del Bera Bera, pero el tiempo a falta de 1 minuto corría muy rápido para lograr el empate (20-19).

En los cuartos de final, las vigentes campeones necesitaron la prórroga para caer al Mustang Elche por 29-26, mientras que el Rocasa venció en un ajustado final al Alcobendas por 28-27. Sus rivales en semifinales salieron del Guardés-Canyamelar Valencia con victoria fácil por 24-37 para las gallegas, y del Aula Valladolid-Granollers, donde las vallisoletanas salieron victoriosas por 26-23.

Ya en semifinales, la gran final se repetiría por tercer año seguido, entre Bera Bera y Rocasa: las donostiarras vencieron al Atlético Guardés (23-19), y las canarias acabaron con el sueño de las de Valladolid por 26-23.