Lewis Hamilton (Mercedes) ha comenzado la temporada en un gran estado de forma, tras conseguir la pole y victoria en el primer GP de 2015, hoy se ha llevado la pole bajo la lluvia habitual de Malasia. Segundo ha sido Vettel (Ferrari) contra todo pronóstico ya que ese puesto estaba reservado para Rosberg (Mercedes) que ha sido tercero.



La Q1 comenzó sobre seco pero acabó amenazando lluvia al final de la sesión. Mclaren no consiguió pasar a la Q2 a pesar de la gran mejora (más de 2s) con respecto a Australia y ambos coches calificaron por delante de los dos Manor, quienes debutaban en la competición. 

Fue en la Q2 cuando la lluvia llegó, y como ya se sabe en malasia, cuando llueve, lluve bien. Los pilotos se apresuraron a salir y esto provocó un trenecito de coches rápido para conseguir cuanto antes una vuelta rápida en seco. Apenas tres vueltas se dieron y la lluvia ya era torrencial; pilotos a boxes y final de la sesión virtualmente ya que nadie podía mejorar. Carlos Sainz (Toro Rosso) no pudo hacer una buena vuelta rápida ya que cometió un error en la curva 14.

La última tanda, los 10 más rápidos tuvieron que esperar para salir ya que las condiciones impedían despegar al helicoptero médico. Media hora después la acción en la pista volvió y los pilotos pusieron intermedios para tener mejor agarre. Y el que más lo tuvo fue el británcio Hamilton que consiguió hacer una buena vuelta y llevarse la segunda pole de la temporada. Su compañero Rosberg no estuvo tan fino y fue superado por Vettel (2º). Los Red Bull, a pesar de los problemas de motor terminaron 4 y 5 por delante del ST10 de Verstappen.