El Atlètic Terrassa se ha proclamado campeón de la 98ª Edición de la Copa del Rey tras vencer en la tanda de 'shoot outs' de la final (3-2), disputada precisamente en Terrassa, al RC Polo, tras quedar 1-1 en el tiempo reglamentario. Esta es su 16ª Copa.

El RC Polo dominó el juego desde el principio. Con un ataque muy decidido y una defensa muy segura, mostraba un claro dominio del partido.

Ya en el segundo cuarto fue cuando este dominio tuvo sus frutos con el gol de Álex Casasayas, al rematar una buena acción ofensiva de Pepe Borrell. A partir del gol, el Atlètic comenzó a buscar su hueco en el partido. Y en el segundo penalti-córner, Marc Sallés empataba el partido.