Lucas Eguibar alzó en La Molina el Globo de Cristal que le acredita como campeón de la Copa del Mundo 2015, un hito, además, que ya se puede considerar como histórico para el deporte de invierno español, tanto por su prestigio como por lo novedoso. Es el primer globo de cristal que llega a España.

La semana pasada lograba su primera victoria en la competición en Suiza (y un segundo puesto) que le dejaba como favorito para alzar el título en La Molina.

Tras unos octavos cómodos, en la de cuartos, donde acabó tercero y no logró meterse en las semifinales donde aspirar a un sexto puesto que le asegurara el título. Todo dependía del resultado de sus rivales. Pero ni el canadiense Kevin Hill (15º), ni el ruso Olyunin (6º), lograron los puntos necesarios para alcanzar a Eguibar.