La andaluza Carolina Ruiz, única española que ha ganado un descenso de la Copa del Mundo de esquí alpino y ya retirada de la alta competición, recibió hoy el homenaje de Sierra Nevada, la estación que la vio crecer

Carolina, nacida hace 33 años en Osorno (Chile), fue homenajeada en el transcurso de una prueba de alevines en la que, a pies del pico Veleta, compitieron alrededor de cien niños.
En el acto estuvieron presentes la Consejera Delegada de Sierra Nevada, María José López, y la ex esquiadora María José Rienda, la española con más victorias en la Copa del Mundo (seis), en la actualidad Directora de Promoción deportiva de la estación granadina, así como el presidente de la federación española (RFEDI), May Peus.
"Ha sido una experiencia muy emotiva con todo el cariño que me han demostrado la gente en Sierra Nevada y con muchas sorpresas que no esperaba, como la beca para un máster en laUniversidad Camilo José Cela por parte de la RFEDI y otra beca para la formación como técnico deportivo por parte de la FADI (federación andaluza)", explicó Carolina.
La campeona andaluza recibió diversos regalos, entre los que destacaban unos esquís personalizados, un trofeo con la forma deGranada, que le entregó su antiguo colegio; y un globo de cristal con el que fue obsequiada por su club de 'fans'.
"La retirada es definitiva, pero estoy contenta, ya que no todo el mundo tiene la suerte de poder elegir cómo y cuándo acabar su carrera deportiva y yo lo hice", explicó Carolina, que fue subcampeona del mundo y bronce mundial júnior de gigante, disciplina en la que en 2000 logró su otro podio en la Copa del Mundo, en Sestriere (Italia), años antes de reconvertirse en velocista.
"Escogí la Copa del Mundo de Meribel, que es la pista que más me gustaba y luego quería despedirme en los Campeonatos de España. Ahora estoy muy contenta con este homenaje aquí en casa", añadió Carolina.
Fuente: Redacción Deportes - EFE