Las selecciones españolas de gimnasia artística viajan este fin de semana a Montpellier a disputar unos Europeos "de transición" hacia la gran cita del año, los Mundiales de octubre

Las selecciones españolas masculina y femenina se trasladarán este dinde semana hacia la ciudad francesa de Montpellier para disputar torneos Europeos "de transición" en pos del gran objetivo del año, los Mundiales de octubre. 
Los Europeos, a disputarse del 15 al 19 de abril, pondrán en juego sólo títulos individuales: en el concurso completo y en cada aparato. La competición femenina iniciará el miercoles y la masculina el jueves 
El objetivo de los seleccionadores Fernando Sicar y Lucía Guisado son rodar a los más jóvenes, volver a poner en la órbita internacional a los que salen de lesiones y subir el nivel de todos ellos ante la cita mundialista, decisiva al ser clasificatoria para los Juegos Olímpicos de Río.
En la nómina del seleccionado masculino aparecen Rubén López, nacido en 1990 y el más veterano, Alberto Tallón (1993), Fabián González (1992), Néstor Abad (1993), Rayderley Zapata (1993) y Adrià Vera (1996). Los dos primeros harán el concurso completo y lucharán, por tanto, por estar en la final absoluta de los 24 mejores.
Además, Siscar ha descartado que hagan los seis aparatos Fabián González -noveno en los Juegos de Londres 2012- y Néstor Abad, que salen de sendas lesiones de hombro y rodilla y no están aún para forzar.
La gran meta de la temporada es acabar entre los ocho primeros de los Mundiales, lo que les daría billete olímpico. Si terminan entre los puestos noveno y decimosexto tendrían que disputar en 2016 un torneo preolímpico que repartirá otras cuatro plazas.
Por su parte, Lucía Guisado, seleccionadora femenina, cuenta en el equipo con Ainhoa Carmona (1992), Claudia Colom (1998), Nora Fernández (1999) y Ana Pérez (1997) para los Europeos.
Ana Pérez acaba de ganar una medalla de bronce en la Copa del Mundo de Cottbus en la barra, aparato en el cual Ainhoa también se destaca
Para la entrenadora, la primera exigencia de estos Europeos es la formación y el aprendizaje en la alta competición. "Ser octavas en los Mundiales sería cumplir un sueño de repente. Si no se cumple, en el preolímpico podemos conseguir la clasificación contando con que las ya consagradas estén recuperadas y con que las más jóvenes aprovechen este tiempo que tienen para crecer", admitió Guisado.

Foto: EFE