El belga Philippe Gilbert (BMC) se adjudicó la 18ª etapa del Giro de Italia, su segunda victoria en esta edición. Alberto Contador consolidó su maillot rosa de líder a tres días del final de la carrera


El belga Philippe Gilbert (BMC), en un alarde de fuerza y clase en solitario, logró el doblete en el Giro imponiéndose en la decimoctava etapa disputada entre Melide y Verbania, de 170 kilómetros, en la que Alberto Contador dio un paso decisivo para lograr la maglia rosa el domingo en Milán.
En la línea de meta, Gilbert, campeón del mundo en 2012, precedió en 47 segundos al italiano Franceso Bongiorno, un poco por delante de un pequeño grupeto liderado por el francés Sylvain Chavanel.
Gilbert, de 32 años, se llevó su segunda etapa, una semana después de haberse impuesto en el Monte Berico, en las alturas de Vicenza. Por lo tanto, el belga cuenta actualmente con tres victorias en el Giro.
Por su parte, Contador atacó en las primeras rampas del Monte Ologno, la principal dificultad del día (10,4 kilómetros al 9%), a 45 kilómetros de la meta.
Su perseguidor en la clasificación, el español Mikel Landa, quedó cortado por un pinchazo, en un escenario inverso al que tuvo en la etapa del Mortirolo dos días antes.
Un paso decisivo para Contador en espera de las etapas de Cervinia y Sestriere, dos "etapones" que por recorrido y dureza bien podrían aportar sorpresas, pero las fuerzas están claras. 
El de Pinto va camino de su segundo Giro. Las diferencias son amplias: 5:15 minutos a Landa, esta vez perjudicado por una caída y 6:05 a Aru. Cuarta plaza para el costarricense del Movistar a 7:01.
El viernes, la 19ª etapa, de 236 kilómetros, parte de Gravellona Toce y consta de tres ascensiones principales en el valle de Aosta y concluye en Cervinia (19,2 kilómetros al 5%).


Foto: AFP