Jugadores de Ríver fueron agredidos con gas pimienta y esto motivó la suspensión del Superclásico del fútbol argentino, válido por el cotejo revancha de octavos de final en la Copa Libertadores


El partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores en la Bombonera entre Boca Juniors y River Plate ha sido suspendido por el ataque de hinchas locales a los jugadores del Millonario con gas pimienta.
Cuatro jugadores de River (Leonardo Ponzio, Leonel Vangione, Ramiro Funes Mori y Matías Kranevitter) fueron atacados con dicha sustancia, que afectó los ojos y la espalda, cuando se disponían a salir al campo de juego para disputar el segundo tiempo, luego de la igualdad sin goles en los primeros 45 minutos
El árbitro argentino Darío Herrera anunció la suspensión del encuentro luego de mucho tiempo (más de una hora), lapso en el cual el juez, representantes de la Conmebol y dirigentes de los clubes involucrados manejaban la posibilidad de la suspensión o no del encuentro 
Finalmente, en un ambiente tenso en las tribunas y en el campo de juego con directivos y entrenadores, el encuentro se tomo la decisión de suspenderlo pero aún no se sabe con certeza como proseguirá esta serie válida por los octavos de final de la Copa Libertadores, que tiene a River con ventaja de 1-0 tras el triunfo en el partido de ida disputado en el Monumental 
Las próximas horas serán fundamentales teniendo en cuenta que la Confederación Sudamericana de Fútbol decidirá si se juegan los 45 minutos restantes o se da por perdido el partido a Boca. 
Esta última posibilidad es factible teniendo en cuenta que el reglamento de la competencia castiga con la derrota al club que se ve incolucrado en los inicios de los incidentes que atentan con el normal desarrollo del partido 

Foto: Telam