Firebats, líderes de la liga regular, jugaron en casa como favoritos y lo confirmaron para pasar a su segunda final consecutiva de la LNFA, derrotando en un derbi valenciano a los Giants por 21-6. Podrán luchar por su cuarta corona en esta liga española, dejando a su eterno rival un año más sin saborear qué se siente en una final.



Pese a que Firebats fueron indiscutibles dominadores de la temporada regular, perdieron tan solo un partido y fue contra los Giants, unos Giants que volvieron a ponérselo complicado, y esta vez eran semifinales.

La primera parte estuvo muy equilibrada y no fue hasta el segundo cuarto cuando se inauguró el marcador por medio de Auffan que recibió un pase de manos de su quarterback Quintana, quien estaba haciendo mucho daño a la defensa de los Firebats con sus grandes pases completos que hacían avanzar a su equipo con pasos de gigantes. Sin embargo, la respuesta llegó pronto, pues Hector Pertegaz hizo un gran retorno en el kick off, e incluso obtuvieron 15 yardas extras de penalización por un golpe tardío de un defensor de los Giants, llegando a la redzone. Nuevamente, Pertegaz fue el hombre a destacar al realizar el touchdown con una jugada de carrera por el lado izquierdo. Al contrario que sus rivales, los Firebats si lograron convertir el punto extra (7-6).

Después de un vaivén de jugadas, los Giants se fueron al último cuarto con una ventaja de 8 puntos, al sumar un touchdown con conversión por medio de Pertegaz, que corrió algo más de 10 yardas recorriendo la redzone gracias a los buenos bloqueos que pusieron su línea ofensiva. Es más, los Firebats dieron un golpe en la mesa al interceptar en el siguiente ataque de los visitantes por medio de Nayim Mocha, llevándolos otra vez al 1º & Goal, y la historia se repitió con el mismo running back que corrió entre la defensa de Giants para posteriormente poner un difícil de remontar 21-6. Un drive de más de 7 minutos gastó el resto del tiempo que no produjo ningún punto y el resultado se quedó igual.