España se queda con la medalla de plata en el Campeonato del Mundo de hockey sobre patinesArgentina derrotó por 1-6 a España tras un duelo espectacular pero que dejó a la Selección Española en el segundo cajón del podium


71 partidos después, la Selección Española de hockey sobre patines ha perdido un partido. Lo ha hecho en la final del Campeonato del Mundo que se ha disputado en La Roche-sur-Yon, en Francia, y lo ha hecho ante Argentina, que se ha proclamado campeona del mundo, al ganar por 1-6. 

El sueño de conquistar el 6º Campeonato del Mundo de forma consecutiva se ha quedado en eso, pero la leyenda que ha conseguido este equipo perdurará. Porqué ya es eterno, porqué suyas son las 68 victorias y 3 empates que han precedido al partido de hoy y que obligan a remontarnos al 3 de octubre del 2003 para encontrar otra derrota. 

Ni la desilusión de hoy empaña un Campeonato del Mundo excelente del combinado dirigido por Quim Paüls, que ha ofrecido un hockey espectacular y que no le quita ni un ápice de hegemonía del hockey español. 

España ha caído ante una Argentina espectacular, histórica también, que se alza con el título mundial 16 años después dirigida por Darío Alfredo Giuliani.

El partido empezó con una Argentina más precisa que España, que algo acelerada perdía bolas muy rápidamente. Con todo, a los cinco minutos apareció Bargalló para aposentar al equipo en pista con un tremendo disparo que adelantaba a España. 

Con el 1-0, los de Paüls se vieron más sueltos en pista y empezaron a desplegar su juego. Argentina reaccionó desde el banquillo, y con la entrada de Ordóñez por Platero, Giuliani buscó el cara o cruz para evitar que España se viniera arriba, y le salió bien.

Fue Ordóñez quien empató el partido, con un gran disparo desde media distancia. Tras la igualada, Argentina volvió a un dibujo más tradicional, con Platero de nuevo en pista y con David Páez, aparición de última hora en la convocatoria y que ha resultado decisivo. Suyos fueron los dos siguientes goles, en un momento en que el partido se encontraba equilibrado y con escasas ocasiones en ambas puertas.

La segunda mitad arrancó con España apretando los dientes y encerrando a Argentina en su área, en lo que sería la tónica de todo el segundo acto. La más clara en esta fase la tuvo Bargalló, que mandó la bola al hierro a los siete minutos. Argentina llegó a la décima falta y Toni Pérez tuvo la opción de recortar distancia, pero erró la directa. 

Al minuto, fue Ordóñez quien la transformó, y situó tres goles de renta que hacía muy cuesta arriba la remontada.

España lo dio todo, y consiguió que Argentina no saliera del área en unos minutos, aunque tampoco llegó a forzar a Grimalt, ya que los disparos morían en las espinilleras de los defensas albicelestes. Con España entregada al ataque, dos contras seguidas, una de Nicolía y otra de Ordóñez, sentenciaron la final.

Ficha del partido:

España (1): Egurrola, Gual, Batgalló, Gil y Josep Lamas –cinco inicial- Edu Lamas, Adroher, Toni Pérez

Argentina (6): Grimalt, Platero, Reinaldo García, Nicolía y Carlos López –cinco inicial- Ordóñez, David Páez

Goles: 1-0 Bargalló (5’), 1-1 Ordóñez (9’), 1-2 Páez (12), 1-3 Páez (15’), 1-4 Ordóñez (29’), 1-5 Nicolía (37’), 1-6 Ordóñez (37’)

Árbitros: Da Prato (ITA) y Pinto (ITA)


Fuente: Federación Española de patinaje