María Bernabéu completó la cosecha de medallas de la delegación española en el Gran Premio de Budapest, tras colgarse este domingo el oro en la categoría de menos de 70 kilos al imponerse en la final a la alemana Szaundra Diedrich.
Un metal que añadir al bronce que el sábado conquistó la valenciana Laura Gómez en la categoría de hasta 52 kilos, tras imponerse en la final de repesca a la italiana Elena Moretti.
María Bernabéu, que no subía al podio desde hace un año, cuando se colgó la medalla de bronce en el Abierto de Madrid, recuperó su mejor nivel en la capital magiar donde se impuso con solvencia en sus tres primeros combates a la húngara Renata Lorinc, la polaca Katarzyna Klys y la georgiana Esther Stam.
La misma rotundidad que la judoca española, que cumplió 27 años el pasado mes de febrero, mostró en las semifinales en las que se impuso por "ippon" a la húngara Anett Breitenbach.
Más ajustado estuvo el combate final en el que María Berbabéu se alzó con el triunfo sobre la germana Szaundra Diedrich, verdugo de la española el pasado mes de febrero en el Gran Premio de Dusseldorf, tras logras un "yuko" a un minuto para el final.
Por su parte, el madrileño Fran Garrigós, vigente campeón del mundo júnior, se quedó el sábado a las puertas del podio, tras concluir quinto en la categoría de menos de 60 kilos, tras perder ante el japonés Toru Shishime en la final de repesca.

Fuente: EFE