La FIBA ha suspendido a la federación rusa por lo que todas sus selecciones quedan fuera de todas las competiciones internacionales.

El motivo de la sanción es "escándalos en la federación nacional". El conflicto surgió cuando un tribunal ruso obligó a la federación rusa a celebrar una conferencia para elegir a un nuevo presidente ya que no se consideró legítima la elección de 2013. La federación rusa convocó, pese a las advertencias de la FIBA, elecciones para el próximo 25 de agosto.

De esta forma, Rusia no podrá participar, si se mantiene la suspensión, ni el Eurobasket que se disputará en septiembre ni en los próximos Juegos de Río 2016