África sumó tres nuevas medallas de oro, dos de Keniay una Etiopía, mientras que Latinoamérica logró su segundo título, con el triunfo en disco de la cubana Denia Caballero, en el Mundial de Pekín
Kenia, que el lunes había logrado dos medallas de oro, sumó este martes otros dos, gracias a David Rudisha en 800 metros y a Nicholas Bett, que ofreció al país africano el primer título de su historia en 400 metros vallas.
Por su parte, la etíope Genzebe Dibaba se impuso en la prueba de 1.500 metros, dando el primer paso en su búsqueda del doblete, ya que también es favorita para ganar en 5.000 metros.
Rudisha recuperó su título de campeón del mundo de los 800 metros, que había ganado en Daegu-2011, gracias a una última vuelta en 51 segundos.
Campeón olímpico y plusmarquista mundial (1:40.91), el mismo día en Londres, Rudisha quedó por delante, con un crono de 1:45.84 minutos, del polaco Adam Kszczot (1:46.08) y del bosnio Amel Tuka (1:46.30).
"Resolví el problema volviendo a encontrar mi esprint final. Que el ritmo sea rápido o no, sé que puedo ganar", indicó el vencedor.
Ausente en el Mundial de Moscú-2013 (problema en la rodilla), Rudisha no había recuperado su forma, sobre todo en la parte final de la carrera.
La etíope Genzebe Dibaba ganó los 1.500 m con un tiempo de 4:08.09, logrando su primer título importante al aire libre.
Dibaba, que buscará el doblete con los 5.000 m del domingo, quedó por delante de la keniana Faith Chepngetich Kipyegon (4:08.96) y de la holandesa Sifan Hassaan (4:09.34).
Por su parte, la cubana Denia Caballero ofreció el primer título de lanzamiento de disco a su país en la historia de los Mundiales al imponerse superando a su gran rival, la croata Sandra Perkovic.
Caballero, reciente campeona en los Juegos Panamericanos, se impuso con un lanzamiento de 69,28 metros, logrado en su primer intento, y quedó delante de Perkovic, que en el último ensayo consiguió la plata (67,39) y de la alemana Nadine Muller (65,53).
"Salí a buscar ya lo mejor en el primer lanzamiento. Después de eso me ha dado hasta migraña, tengo un dolor de cabeza horrible, me bajó la tensión", explicó Caballero, envuelta en una bandera cubana, al término de la prueba en el estadio Olímpico de Pekín.
- Cuba rompe su sequía -
Con el oro de Caballero, Cuba rompió seis años sin oros mundiales, desde que Yargelis Savigne, ya retirada, se coronara en el triple salto de Berlín-2009.
Era el segundo oro latinoamericano en dos días, después del logrado el lunes en triple salto por la colombiana Caterine Ibargüen.
Por último, el británico Greg Rutherford se convirtió en campeón del mundo de salto de longitud con una marca de 8,41 metros, confirmando su dominio absoluto en la disciplina.
Rutherford se convierte en el quinto atleta británico de la historia en poseer simultáneamente los títulos de campeón olímpico, del mundo, de la Commonwealth y de Europa de una misma disciplina.
El jamaicano Usain Bolt y el estadounidense Justin Gatlin iniciaron el segundo asalto, de su duelo, con las eliminatorias de 200 metros, después de que el caribeño ganara el primero, en la prueba reina de 100 metros.
Bolt se clasificó a semifinales al imponerse en su serie, en la que no forzó, con un tiempo de 20.28.
El jamaicano prosigue de esta forma la búsqueda de un nuevo triplete, tras haberse impuesto el domingo en la prueba reina de 100 metros.
Gatlin, dominador de la prueba esta temporada, ganó su serie, con un registro de 20.19.
"La final de 100 metros (perdida ante Bolt) fue una decepción, porque cometí algunos errores al final de la carrera. Pero ahora voy a por los 200 metros", señaló Gatlin.

Fuente: AFP