La selección española ha clasificado a cinco embarcaciones para finales A del Campeonato del Mundo de Aguas Tranquilas, que se suman a la que logró ayer en K-2 1.000 metros, además de obtener siete plazas para semifinales en la competición en la que busca el pase para los JJOO de 2016.
A la final A obtuvieron esta jornada el acceso el K-2 200 de Sara Ouzande y Begoña Lazkano; en 500 metros, el C-1 de Adrián Sieiro, el K-1 de Roi Rodríguez, el K-2 de Marcus Cooper y Diego Cosgaya, y en 1.000 metros, el K-1 de Laura Pedruelo, y el K-2 de Gabriel Campo y Rubén Millán, que lo alcanzó ayer.
En la final A remará el K-2 500 del balear Marcus Cooper Walz y el palentino Diego Cosgaya, que tras ser cuartos en la eliminatoria, se enrabietaron en la semifinal en la que crecidos por una magnífica salida aguantaron el ritmo que les consolidó como líderes de la regata.
Igualmente en final A sobre la distancia de 200 metros competirá el K-2 de la asturiana Sara Ouzande y la vasca Begoña Lazkano, una pareja joven que arrancó un tercer puesto en la eliminatoria para saltar directamente a la final A merced a un gran regata.
También a la final A logró el pase en C-1 500 el canoista gallego Adrián Sieiro, otro promesa del piragüismo español, con un segundo puesto en semifinal, y el K-1 1.000 metros de la zamorana Laura Pedruelo, que fue tercera en la suya.
En K-1 500 metros Roi Rodríguez repitió en semifinal las buenas sensaciones que transmitió en la eliminatoria con otro primer puesto, válido para permitirle entrar a la final A por la puerta grande en la que está siendo una gran temporada para el palista del Kayak Tudense.
La jornada ha deparado a la delegación española mayoritariamente el pase a las respectivas semifinales, algunas con triunfo en la eliminatoria pese a no haber remado con muy buenas sensaciones como le ocurrió al actual subcampeón olímpico Saúl Craviotto en K-1 200 metros.
La gallega Teresa Portela, que busca plaza para los que serían sus quintos JJOO -acudió a Sydney, Atenas, Pekín y Londres- accede a la semifinal mundialista tras ser segunda en la eliminatoria de K-1 200.
El K-4 1.000 de Javier Hernanz, Rodrigo Germade, Oscar Carrera e Iñigo Peña disputará la semifinal tras ser tercero en su eliminatoria, en la que la única plaza que daba el pase directo a final la ocupó Hungría, vigente subcampeona olímpica y medalla de bronce en el Mundial anterior.
El K-4 500 de María Corbera, Ana Contreras, Eva Barrios y Ana Varela, también con un tercer puesto, buscará en la semifinal el pase hacia la final en su afán de reencontrarse con la clasificación olímpica tras la ausencia en Londres 2012 de esta embarcación española que en los Juegos de Pekín y Atenas había logrado diploma olímpico.
El C-2 200 de Antonio Segura y Francisco Luengo fue cuarto y competirá en semifinal, al igual que lo hará la pareja gallega Antonio Campos y Diego Romero sobre la distancia de 1.000 metros tras ser sextos en su eliminatoria. 

Fuente. EFE
Foto: ICF