El español Rubén Plaza (Lampre) ganó la vigésima etapa de la Vuelta a España, entre San Lorenzo de El Escorial y Cercedilla, de 175 kilómetros, en la que el italiano Fabio Aru (Astana) se enfundó el maillot rojo que le convirtió en virtual vencedor de la carrera a falta de una jornada de trámite.



Plaza, con una larga escapada en solitario de 140 kilómetros, se presentó en Cercedilla con un tiempo de 4h.37.06. Después de algunos corredores de la escapada del día, se presentaron a 2.42 minutos del ganador el colombiano Nairo Quintana y el polaco Rafal Majka, que metieron emoción aún más a esta histórica etapa.

A 54 segundos llegó el grupo de Fabio Aru, y de Joaquim "Purito" Rodríguez, quien conservó el segundo puesto de la general ante el acoso de Majka, quien pasó a la tercera plaza. Durísimo golpe para el holandés Tom Dumoulin a un paso de Madrid. Su hundimiento en La Morcuera, víctima de la estudiada estrategia del Astana, le costó muy caro.