Tras más de un año sin saborear la victoria, Frank Schleck (Trek) lo ha vuelto conseguir. Ermita del Alba ha sido el escenario de un nuevo triunfo del luxemburgués que ha culminado de esta manera tan exitosa una escapada de diez hombres que llegó a tener hasta 20 minutos de ventaja. El ciclista del Trek reconoció la dificultad de la etapa, con “5000 metros de desnivel”.

Por otro lado, el holandés Tom Dumoulin resistió, el hombre a batir ante la contrarreloj en Burgos, ya que se dejó solo 26 segundos respecto a los rivales directos y en la general es cuarto a 1.51 de Purito, quien se puso como nuevo líder en esta etapa. Purito aventaja en 1 segundo a Fabio Aru y en 1.35 al polaco Rafal Majka (Tinkoff), tercer clasificado.