Venus Williams se proclamó campeona del torneo de tenis de Wuhan (China) tras la retirada de su rival, Garbiñe Muguruza, cuando el marcador le era favorable por 6-3 y 3-0.

La decisión de Muguruza, que había renunciado antes a su compromiso de dobles por problemas digestivos y que en su duelo de semifinales ante la alemana Angelique Kerber sufrió una lesión en el tobillo izquierdo, entregó a la mayor de las hermanas Williams, de 35 años, el título número 47 de su carrera, en 53 minutos.

Sin embargo, Garbiñe Muguruza se situará como la quinta más destacada en la clasificación mundial, un lugar que solo dos españolas alcanzaron anteriormente: Arantxa Sánchez-Vicario y Conchita Martínez.