Maikel Melero remontó dos puntos al francés David Rinaldo en la prueba final del campeonato del mundo de motocross freestyle, en Sofía, para proclamarse como el mejor del mundo. Dominó con autoridad la prueba búlgara y volvió a proclamarse campeón del mundo de la especialidad tras lograr la misma gesta el pasado año en Frankfurt.



Por otro lado, José 'El Loco' Miralles se hizo con el título de la especialidad del salto de altura. Llegaba empatado con el hasta ahora invencible Bianconcini, pero el de Barcelona fue mejor que el italiano y se llevó el título.