Neil Robertson se proclamó campeón del UK Championship 2015 después de imponerse a Liang Wembo en la final por un marcador final de 10-5. La actuación del australiano quedó coronada con la consecución de un 'frame' perfecto en el que sumó 147 puntos, siendo esta la tercera vez que lo consigue en su carrera (China Open de 2010 y Wuxi Classic en 2013).

Este es su undécimo título del circuito principal de snooker y ocupa en la actualidad el tercer puesto del ranking mundial.