Conor McGregor fue por la vía rápida en su combate ante Jose Aldo al que en tan solo 13 segundos fue capaz de derribar obteniendo una increíble victoria por K.O., el más rápido en la historia del título de la UFC.

El púgil irlandés noqueó en Las Vegas a su rival en un abrir y cerrar de ojos tras propinar un golpe tremendo que dejó a Aldo sin respuesta. Con este triunfo, McGregor se adjudicó de forma indiscutible el título de peso pluma de la UFC. Aldo, quien cosechó su primera derrota en 10 años, vio como McGregor conseguía su 15 victoria consecutiva.