Deontay Wilder, nueva sensación del boxeo estadounidense y mundial, derrotó a Artur Szpilka con un brutal derechazo al mentón que acabó en K.O. y el polaco en un hospital de Brooklyn. Wilder conservó de esta manera tan convincente su título del Consejo Mundial de Boxeo (WBC), que ya mantuvo antes en dos ocasiones.

Ante Szpilka, el norteamericano sumó su victoria número 36 en otros tantos combates, 35 de ellas logradas antes del límite de tiempo. En el noveno asalto Wilder logró conectar un durísimo derechazo en el mentón de su rival que le mandó directamente a la lona.