Minnesota Vikings echó a perder en el último cuarto del partido que los enfrentaban a los Seahawks un lugar en la Ronda Divisional de los playoffs de la NFL. Tras ir ganando 9-0 con tres goles de campo del kicker Walsh, y parando el ataque dirigido por Wilson (142 yardas 1/1) con éxito, los últimos 15 minutos dieron una vuelta al marcardor.



Gracias a un touchdown de Baldwin y después a un field goal de Hauschka, producto de un fumble que provocó Chancellor a Peterson, Seattle pudo ponerse por delante en el congelado TCF Bank Stadium. Pero el último balón caía en manos de Minnesota, y poco a poco avanzaron terreno hasta la yarda 27, donde dejaba clara la victoria de los de casa. Sin embargo, Blair Walsh no pudo con la presión y falló el sencillo field goal que servía para que los Vikings hubieran protagonizado la sorpresa del fin de semana.

En el otro encuentro de la wildcard en la conferencia AFC, los Packers comandados por Rodgers dejaron claro que pueden aspirar a todo en estos playoffs. Derrotaron por 35-18 a los Redskins que comenzaron el partido de forma espectacular.

Con un safety de inicio y un Cousins (329 yardas con 29 pases completados de 46) de sobresaliente, Washington arrancó con 11-0 de parcial. El joven tight end Jordan Reed volvió a destacar en el juego aéreo con 120 yardas atrapadas y 1 touchdown, perseguido de Thompson (89 yardas). Pero poco a poco este ataque fue eclipsado por la buena línea defensiva de los Packers y por el resurgir de la ofensiva de Green Bay; Rodgers (210 yardas y 2 touchdowns) tuvo a Jones (81 yd), Adams (48yd 1TD) y Cobb (38yd 1TD) para elegir en sus pases, mientras que Lacy (63yd) y Starks (53yd) anotaron ambos y corrieron como a principio de la temporada.