Rusia buscará su segundo título continental, tras el obtenido en 1999, después de ganar por 3-2 a Serbia, la anfitriona de este Europeo de fútbol sala 2016. Los rusos acudirán a la final sin su goleador Eder Lima, quien fue expulsado por doble amonestación en la segunda mitad.



El conjunto de Sergei Skorovich sufrió hasta el final. Necesitó el tiempo extra para deshacerse del conjunto anfitrión, por primera vez en unas semifinales.

El choque estuvo lleno de intensidad y equilibrio hasta el final. Serbia respondió a cada mazazo dado por Rusia. Así, los serbios contrarrestaron los goles de Eder Lima en el minuto 13 con un disparo lejano de Kocic en el 26, y de Sergei Abramov con asistencia de Sergeev a poco menos de 8 minutos del pitido final. Los anfitriones no se rendían y a 5 minutos con Eder Lima expulsado y los balcánicos en superioridad durante 2 minutos, empataron para forzar el tiempo extra gracias a Milos Simic.

En la prórroga, al borde del descanso Robinho pasó por la izquierda a Romulo quien remató de primeras para dar la victoria a su selección rusa.