Por primera vez en 36 años los boxeadores masculinos que participen en el torneo olímpico de los Juegos de Río no tendrán que llevar casco protector, aunque las mujeres sí seguirán llevándolo.

El Comité Olímpico Internacional dio ayer el visto bueno a la propuesta hecha en tal sentido por la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA), cuyo informe médico lleva la firma del turco Ugur Erdener.

La AIBA ha lanzado una campaña de información y prevención para los entrenadores en el sentido de que orienten a sus pupilos a combatir, mantener la guardia y atacar "con la cabeza alta" para reducir el riesgo de contusiones en la cabeza.