Mario Mola y Fernando Alarza sellaron un doblete español en la Copa del Mundo de triatlón en Gold Coast (Australia), por delante del británico Jonathan Brownlee. Mola sigue imparable en el inicio de temporada y suma su tercera medalla de oro consecutiva tras las cosechadas en Abu Dhabi y en Mooloolaba. Por otro lado, Vicente Hernández que ha alcanzado la séptima plaza.

Una vez más, el eslovaco Richard Varga marcó el paso en el tramo de natación, saliendo en cabeza tras efectuar los correspondientes 1.500 metros. El segmento ciclista deparó varios episodios de fuga, la más destacable la del inglés Alistair Brownlee, quien lideró en solitario hasta las últimas vueltas del sector, aunque después se desfondó y acabó en el puesto 36. Ya en la carrera a pie, Mola tardó poco en despuntar, desmarcándose del resto de rivales y escalando posiciones junto a Jonathan Brownlee.

En categoría femenina el triunfo fue para la británica Helen Jenkins, que estuvo acompañada en el podio por la estadounidense Gwen Jorgensen y la neozelandesa Andrea Hewitt. La española Ainhoa Murua fue 13ª.

Helen Jenkins se reencontraba con el triunfo, jugando a riesgo total pues se jugaba estar en Río, Hewitt retornaba tras la muerte de su pareja, pero con las enseñanzas de él en sus entrenamientos. Y Gwen Jorgensen perdía una imbatibilidad de más de casi dos años.