El Comité Olímpico Intenrnacional ha decidido no sancionar a Rusia en bloque, con lo que sus deportistas podrán participar en los Juegos Olímpicos de Río. El COI ha decidido dejar en manos de las federaciones internacionales el encargo de determinar si sus atletas están limpios o no.

Aunque sí impondrá unos duros criterios de selección para que sólo puedan participar los deportistas rusos considerados limpios. No podrá inscribir a ningún deportista que haya estado inmerso en algún proceso de dopaje y sólo podrán hacerlo quienes hayan pasado controles en el extranjero.