Día 1. Espada femenina.

Primer día de esgrima olímpica y primera campeona la húngara Emese Szasz derrotó en la final a una grandísima competidora como Rosella Fiamingo la italiana gano una semifinal de infarto con un tocado de oro en el tiempo extra a la a la postre tercera clasificada, la china Sun Yiwen.

Grandísimo torneo el de la magiar que fue muy constante y fue venciendo con bastante claridad a todas sus rivales. La decepción del torneo fue el equipo estonio y el rumano donde las tiradoras no estuvieron a la altura de este torneo, la gran sorpresa fue la japonesa Nozomi Sato que apuntó estuvo de colarse en las semifinales.



Hoy turno para el florete masculino.