Las Guerreras españolas quedaron apeadas de las semifinales de Rio ante Francia en un partido que tenían dominado al descanso y que la fuerza de las francesas y el variable criterio arbitral para los pasivos y faltas en según que área hizo que se esfumara de nuestras manos en la prórroga a pesar del extraordinario partido de Silvia Navarro y Nerea Pena. 

Silvia Navarro, un auténtico muro hoy.
Comenzaba el partido con el 7 habitual de las Guerreras, este es Silvia Navarro en puerta, Shandy Cabral, Carmen Martín, Eli Chávez, Marta Mangué, Eli Pinedo y el cambio Lara González en defensa y Nerea Pena en ataque.

El partido arrancó como se presuponía con ambos equipos muy igualados como se presuponía, aunque con España bastante mejor en ataque que lo visto durante la fase de grupos, encontrando a los extremos y penetrando con facilidad en la difícil defensa francesa, para dar a España las primeras ventajas. En este momento las árbitros lusas empezaron a aparecer con un listón muy bajo castigando con una doble exclusión contra España y una a Francia sucedida de otra a España, lo que hizo que el ritmo del partido se cortara bastante, lo que al parecer vino bien a España que conseguía la máxima del partido aprovechando las pérdidas en ataque de las francesas (6-3 minuto 10).

La defensa española y su guardiana, Silvia Navarro, se mostraban impenetrables para las francesas, que llegaron a acumular 8 minutos sin anotar, lo que hizo al seleccionador francés pedir tiempo muerto (6-3 Minuto 13) a pesar de que la diferencia no se hacía mayor debido a los errores en ataque españoles, que volvía a su cauce habitual.

A la vuelta de este tiempo muerto pocas cosas cambiaron. Las francesas Lacrabere y Pineau monopolizaban  el ataque francés con poco éxito ante la férrea defensa de Lara que les impedía efectuar sus peligrosos lanzamientos. En el otro área, España intentaba penetrar por el centro de la defensa francesa, con poco éxito también, aunque con más que Francia, conviertiéndose el partido en un intercambio de golpes bajo control para España, llegando al minuto 20 con 9-5 en el marcador y con Francia sin saber como atravesar la defensa (7 pérdidas al descanso). Mientras España seguía poco a poco consiguiendo aumentar su ventaja en el marcador. Los últimos minutos Silvia Navarro realizaba los mejores minutos de los Juegos Olímpicos (Y era difícil superarlo) y Francia se encontraba totalmente cegada en ataque, con 12 minutos sin anotar, llegando al descanso con la máxima ventaja del partido para las guerreras. 12-5.

A la vuelta Francia parecía más metida en el partido y conseguía anotar al fin tras 12 minutos de la primera parte, consiguiendo recortar la distancia al 13-8 del minuto 5 tras un contraataque francés, mientras España se atascaba en ataque intentando percutir por el centro de nuevo. Por suerte Silvia Navarro no permitía acercarse en el marcador a las rivales y mantenía la renta conseguida mientras Nerea Pena anotaba de una preciosa vaselina.

Tras una exclusión de Eli Chávez, Francia conseguía acercarse a las Guerreras con 14-10 en el marcador y con otra exclusión de Eli Pinedo, pidiendo Jorge Dueñas tiempo muerto para volver a encauzar el ataque español. A la vuelta Silvia Navarro volvía a salvar a España tras dos auténticos paradones que impedían a Francia ponerse a dos en inferioridad, aprovechados por Carmen Martín para volver al +5 en el minuto 41.

El aspecto físico empezaba a hacer aparición en el partido y las francesas defendían con mucha intensidad mientras España empezaba a hacer rotaciones para llegar en una buena situación a los minutos finales mientras recuperábamos en el minuto 45 el +7 gracias a la precipitación francesa.
Pero Francia no se rendía. Tras una exclusión, las galas se volvía a poner a 4 goles en el minuto 49. Era el momento de parar el partido e intentar que pase el mayor tiempo posible de los ataques ante la defensa individual que implementaba Francia buscando el robo.

Los últimos diez minutos empezaban con Tiempo muerto de Francia con 20-15 en el marcador que atacaban con más tranquilidad intentando abrir a la defensa española, y respaldadas por una nueva exclusión española se conseguían poner a 3 goles (21-18) con 7 minutos por jugar. Pero Nerea Pena (13 Goles en el partido) tomaba las riendas en ataque e impedía que Francia se acercara aún más en el marcador.

22-18 y seis minutos para el final. Nuevo tiempo muerto de Francia para intentar acercarse, mientras Jorge Dueñas arengaba a las Guerreras en mantener la defensa al extraordinario nivel que estaba. Pero una nueva exclusión y 7m acercaba a Francia de tres con 5 minutos por jugar. La tensión se mantenía en todo el pabellón mientras España sufría un claro perjuicio arbitral a la hora de arbitrar pasivos. Otro gol de Francia ponía el corazón a mil a las guerreras, asi que Jorge Dueñas pedía tiempo muerto con solo 3 minutos por jugar para ajustar el ataque ante el avanzado Francés. Ambos equipos anotaban tras el tiempo, con 2 minutos por jugar. Con solo minuto y medio anotaba Francia y España sufría la expulsión de Eli Chávez. A falta de 20 segundos Francia anotaba en un 7m muy dudoso y arrastraba el partido a la prórroga. 23-23

En la primera parte de la prórroga Francia se ponía por primera vez por delante gracias a un 7m pero España empataba gracias a otro 7m de Nerea Pena. En el último ataque de la parte, España perdía el balón y encajaba el gol que le hacía irse 1 abajo en el marcador a las guerreras.
Francia celebra el pase a semifinales
En la segunda parte, España pudo empatar pero el balón de Carmen Martín impactó en los dos postes antes de salir escupido y Francia colocó el +2 en el marcador. Nerea Pena puso el +1 pero a falta de 1 minuto Pineau colocaba el 25-27 inalcanzable a pesar del gol de Carmen Martín. En el último ataque, Francia fallaba el tiro y sobre la bocina Nerea Pena estrelló un balón en el palo francés. 26-27 final.

De esta dolorosa manera las Guerreras se despedían de los Juegos Olímpicos de Rio. Con una dura derrota de un partido que lo tenía ganado. Un doloroso final para un equipo que sin duda alguna merecía mas suerte y, sobre todo, mas respeto.