En una piscina de saltos con sus aguas ya azules, un nuevo triunfo llegó para la delegación china en el Trampolín de 3 metros individual masculino de la mano de Yuan Cao, que tuvo que dar lo mejor de si para imponerse al británico Jack Laugher, que fue plata. El bronce acabó en manos del veterano saltador alemán Patrick Hausding.

            Ya desde la fase preliminar disputada el lunes 15 de Agosto quedaba claro que cualquier cosa puede suceder en una competición de Saltos, puesto que en esta fase, en la que de los 29 saltadores participantes se clasificaban 18 para semifinales, se producía la gran sorpresa de la eliminación de uno de los saltadores chinos, el actual campeón mundial Chao He, quien tras fallar clamorosamente en su segundo salto que era puntuado con 27,75 puntos caía a la 27ª posición, y aunque intentó compensarlo con un 91,00 en su siguiente tentativa, sus dos últimos saltos tampoco fueron buenos y acabó cayendo eliminado al finalizar en la 21ª plaza, a nueve puntos y medio de haber pasado a semifinales. El mejor de esta calificación fue el otro chino, Yuan Cao, con 498,70 puntos, diez por encima del mexicano Rommel Pacheco.

            Las semifinales se disputaron en la mañana del martes 16, y en ellas caía otro de los favoritos, el ruso Ilya Zakharov. Aunque tal y como se pudo ver en los sincronizados Zakharov no llegaba en su mejor momento, no dejaba de ser el defensor del oro olímpico que consiguió en Londres. Ya en las preliminares se quedó en el filo al acabar 18º, y en las semifinales volvía a repetir esa misma posición quedando fuera de la final. Otros saltadores importantes que también cayeron eliminados fueron el alemán Stephan Feck, doble medallista europeo de plata en sincronizados o el italiano Michele Benedetti, bronce europeo en 2009. Nuevamente fue Yuan Cao el mejor de las semifinales con 489,10 puntos.


            Abrió la final, que se disputó esa misma tarde, el británico Jack Laugher, que había estado a punto de caer en semifinales tras fallar dos saltos y superar solo por 2,10 puntos a Benedetti. Su salto de 81,60 lo colocó en cabeza hasta que le llegó el turno a Yuan Cao, que con 85,00 se colocaba en cabeza tras la primera ronda de saltos. La parte negativa de esta ronda la protagonizó Rommel Pacheco, que había llegado como segundo tanto en preliminares como en las semifinales y que se colocaba último tras fallar su salto, sumando únicamente 45,90 puntos.

            En la segunda ronda empezó a verse claro que había dos saltadores que estaban por encima del resto, y con saltos superiores a los 90 puntos Yuan Cao y Jack Laugher, en este orden, se empezaban a distanciar del resto de rivales. Tercero marchaba el ruso Evgenii Kuznetsov, aunque ya a casi quince puntos del segundo. El alemán Patrick Hausding, que empezó muy mal ocupando la décima posición tras la primera ronda, se recuperaba con un gran salto para colocarse quinto.

            Tras la tercera ronda, la espectacular lucha en cabeza continuaba, logrando nuevamente más de 90 puntos los dos saltadores, con Yuan Cao por delante con una ventaja de 11,30 puntos sobre Laugher. Por detrás se colocaba sorprendentemente en tercer lugar el ucraniano Illya Kvasha, aunque a 41,30 puntos del chino.


            Yuan Cao no bajaba el pistón y volvía a sumar 90,00 en su cuarto salto, ampliando la diferencia con Laugher, que realizaba el peor de toda su serie, sumando únicamente 76,05. En la lucha por el bronce Kvasha se mantenía tercero, realizando el mejor salto de esta ronda con 93,10, aventajando en nueve puntos a Kuznetsov que era cuarto y en diez a Hausding, quinto.

            Laugher no estaba dispuesto a rendirse y en la quinta ronda realizaba un salto de 96,90 puntos, recortando diez puntos sobre Yuan Cao, situándose a sólo quince del chino. Por detrás, Robert Hausding alcanzaba la tercera posición tras realizar el mejor salto de toda la noche, con el que sumó 98,80 puntos, abriendo una ventaja muy amplia sobre Kvasha y Kuznetsov que le aportaba tranquilidad para afrontar el último salto con la medalla de bronce casi en el bolsillo.

            La última ronda la abrió Laugher con un muy buen salto de 88,20 y una suma total de 523,85 que le aseguraba la medalla de plata y ponía emoción en la lucha por el oro, al no permitir que el chino se relajase. A continuación Patrick Hausding sumaba 85,00 puntos más a su cuenta para un total de 498,90 que le aseguraba, salvo algo extraordinario que no se produjo, la medalla de bronce.

            El último en saltar fue Yuan Cao, y el chino aguantó la presión realizando el mejor salto de su serie con 96,90 para totalizar 547,60 puntos que le otorgaba de manera merecida la medalla de oro en una prueba donde siempre fue en cabeza.


            Tras la plata de Laugher y el bronce de Hausding, la cuarta posición final la ocupó Evgenii Kuznetsov con 481,35 puntos tras remontar con su último salto de 95,00. Quinto fue el estadounidense Kristian Ipsen con 475,80 puntos tras realizar un concurso muy irregular. Illya Kvasha finalmente acababa en sexta posición con 475,10 tras haber perdido sus opciones de medalla con un flojo salto en la quinta ronda.

            Remontada importante la de Rommel Pacheco, que después de su mal inicio fue subiendo poco a poco en la clasificación hasta terminar séptimo gracias a un magnífico último salto de 96,90 que le hizo sumar un total de 451,20 puntos. En octava plaza acabó el joven irlandés Oliver Dingley con 442,90 puntos, por delante del brasileño Cesar Castro, que fue noveno con 436,00.


            Décimo terminó un decepcionante Mike Hixon, puesto que el estadounidense había sido plata en los sincronizados y en esta prueba solo pudo sumar 431,65. Undécimo acabó el canadiense Philippe Gagne con 425,30 y cerró la final el colombiano Sebastián Morales con 364,50.

            Gran triunfo de Yuan Cao que le sirve para redimirse del bronce que obtuvo en los sincronizados y quitarse ese mal sabor de boca.


Ignacio Ortiz

@00CAFETERO