De rocambolesca, por no decir otra cosa que suena mucho peor, se podría calificar la última jornada en el grupo B de la competición de Waterpolo en categoría masculina. Ante la certeza de que la actual campeona mundial y gran favorita al oro, Serbia, iba a quedar cuarta en el otro grupo, los equipos aspirantes al primer puesto en el grupo B han hecho todo lo posible por evitar cruzarse con ellos en los cuartos de final, hasta el punto de producirse resultados tan sorprendentes como la derrota de Italia ante Estados Unidos o la aún mas sangrante de Croacia ante Francia. La única que estuvo en su verdadero nivel fue España, que empató ante otra de las favoritas, Montenegro, y lograba de esta manera el primer puesto del grupo, sin miedo a enfrentarse a Serbia en esos cuartos de final.

            España ha sido primera del grupo B con 7 puntos y una diferencia de goles a favor de +11. Segunda ha quedado finalmente la vigente campeona olímpica, Croacia, con seis puntos, tercera ha sido Italia también con seis puntos y cuarta Montenegro con cinco. Han quedado eliminadas Estados Unidos con 4 puntos y Francia con 2 puntos.


            En el grupo A se han estado produciendo resultados sorprendentes desde la primera jornada como la derrota de Serbia ante Brasil, los empates de la misma Serbia ante Hungría y Grecia o el empate entre Australia y Hungría. Tras todo esto ha sido Hungría quien ha quedado primera de grupo con 7 puntos, ocupando Grecia la segunda posición con 6 puntos, Brasil la tercera con seis puntos y Serbia la cuarta también con seis puntos. Han quedado eliminadas una gran selección como Australia con cinco puntos y Japón que no ha sumado ningún punto.

            Por lo tanto, los cruces de cuartos de final han quedado de la siguiente forma:

España vs Serbia
Grecia vs Italia
Croacia vs Brasil
Hungría vs Montenegro

            Si España supera este cruce de cuartos de final, que yo tengo la total confianza que será así, se enfrentaría en semifinales al vencedor del Grecia-Italia.

            La actuación de Serbia, que se presentaba con la vitola de gran favorita en estos Juegos es difícil de calificar, pero si de algo no cabe duda es que su poderío es inmenso y que España no lo tendrá nada fácil. Serbia empató en la primera jornada ante Hungría (13-13) un partido en el que estuvo todo el tiempo por detrás hasta los últimos instantes, en la segunda jornada volvió a empatar ante Grecia (9-9), y en la tercera se produjo la gran sorpresa de lo que va de Juegos en el Waterpolo al caer derrotada ante Brasil por 6-5. En la cuarta jornada vencieron en un partido clave a Australia por 10-8 y acabaron con una nueva victoria ante la débil Japón por 12-8.


            Los últimos precedentes entre nuestra selección y Serbia no han sido positivos para España, aunque han sido bastante ajustados, lo que tiene que suponer un acicate más para vencerles. El último encuentro oficial entre ambos fue en la fase de grupo de la Liga Mundial celebrado en Barcelona, con victoria de Serbia por 13-14. En la primera vuelta en Serbia también se perdió por 13-12. Un precedente favorable a España fue en el mundial de Barcelona 2013 cuando en la lucha por el 5º al 8º puesto se venció a Serbia en los penaltis tras empatar a 8, lo que sirvió para que luego España pudiese acabar quinta tras vencer a Grecia.

            El peor recuerdo lo tenemos de los JJOO de Pekín 2008, cuando Serbia nos eliminaba en los cuartos de final por 9 a 5, algo que esperemos que no se vuelva a repetir y nuestros jugadores dirigidos por Gabi Hernández nos den una gran alegría y se metan en la lucha por las medallas.


            Serbia, dirigida desde el banquillo por el mítico Dejan Savic, es la vigente campeona mundial y europea, además de bronce en Londres 2012, y cuenta con una plantilla de verdaderas estrellas de este deporte, desde el guardameta Branislav Mitrovic (nº13) hasta el último jugador del banquillo. Jugadores como Filip Filipovic (nº10), Slobodan Nikic (nº7), Zivko Gogic (nº3)… todos son peligrosos, pero España jugando al nivel que está demostrando en estos Juegos no tiene nada que temer a esta gran selección.

            Ahora haré un pequeño comentario sobre como se han desarrollado los partidos que ha disputado España en el Grupo B:

ESPAÑA – 8 –  ITALIA – 9 –

            España abrió la competición de Waterpolo en estos Juegos Olímpicos con una discutida derrota ante Italia, que se vio claramente beneficiada en los últimos minutos por una horrible actuación arbitral.


            El partido comenzó muy igualado, con el conjunto Italiano abriendo el marcador gracias a un gran lanzamiento de Francesco Di Fulvio. El primer goleador español en estos Juegos fue Alberto Munárriz, que aprovechó una superioridad numérica para igualar el marcador, la misma circunstancia que también aprovechó Di Fulvio para anotar su segundo tanto y devolver la ventaja a Italia. Guillermo Molina devolvía la igualdad desde los 5 metros anotando un penalty, y poco antes de finalizar el primer cuarto Albert Español anotaba en superioridad el 3-2 favorable a España.

            Tras unos minutos de desaciertos por ambos equipos, Christian Presciutti marcaba el gol del empate, rápidamente contestado por Albert Español en superioridad. España ampliaba distancias con un penalty anotado por Molina, y las protestas del entrenador italiano Alessandro Campagna le supusieron una tarjeta amarilla. Un inspirado Dani López-Pinedo en la portería y la sólida defensa española frustraban los ataque italianos, lo que permitió que ya no se moviese el marcador hasta llegar al descanso con la ventaja para España de 5-3.


            Una superioridad numérica permitía a Pietro Figlioli recortar la ventaja española al comienzo del tercer cuarto. Las defensas dominaban a los ataques, pero los árbitros empezaban a mostrar una imparcialidad bastante notable, recibiendo los españoles muchas mas exclusiones que los italianos. Guillermo Molina aprovechaba una de las pocas superioridades por exclusión de los defensores italianos, pero aunque la defensa española se mostraba muy intensa no pudo evitar, en una nueva inferioridad, el gol de Presciutti que ponía el 6-5 favorable a España al finalizar el cuarto.

            Eran demasiadas las opciones de superioridad que estaban teniendo los italianos, y en una mas pusieron el empate en el marcador por mediación de Pietro Figlioli al comienzo del último cuarto. Los españoles se sobreponían a la adversidad y al mal arbitraje y un nuevo gol de Guillermo Molina en un tremendo lanzamiento le devolvía la ventaja en el marcador, una ventaja que era ampliada por Albert Español aprovechando una superioridad cuando quedaban 4:24 para finalizar el partido. Pero parecía que los árbitros no estaban conformes con la victoria española, y ofrecieron a los italianos la posibilidad de empatar señalizando un par de exclusiones muy dudosas que les daba el empate con los goles de Andrea Fondelli y posteriormente de Pietro Figlioli.

            Con el empate a 8 en el marcador, un clarísimo penalty fue señalizado a favor de España, pero Guillermo Molina falló ante la irregular actuación del guardameta italiano Marco Del Lungo, que se adelantó de la línea con el beneplácito arbitral para detener el lanzamiento de Willy. Entre las protestas españolas, Presciutti anotaba el 8-9 con un lanzamiento lejano a falta de 2:10 para el final. Los últimos minutos fueron un despropósito arbitral que le acabó dando la victoria a Italia.

ESTADOS UNIDOS – 9 –  ESPAÑA – 10 –

            Más sufrimiento del debido el que tuvo España para lograr el triunfo ante un combativo equipo estadounidenses que no le perdió la cara al partido en ningún momento y que puso en apuros el triunfo español hasta el último minuto.


            Tras unos primeros minutos con errores, Chalo Echenique conseguía en superioridad su primer gol en estos Juegos para abrir el marcador, rápidamente contrarrestado primero por Tony Azevedo (hijo del seleccionador femenino de China Ricardo Azevedo) en superioridad y después por Luca Cupido para dar la ventaja a Estados Unidos. Nuevamente fue Echenique el que anotó para España con un gran lanzamiento exterior, y poco después realizaba un “hat-trick” con un contraataque para devolver la ventaja a España. Un nuevo gol de Willy Molina daba una ventaja de 2-4 para España al finalizar el primer cuarto.

            Los estadounidenses no le perdían la cara al partido, y Bret Bonanni recortaba distancias. El guardameta Merrill Moses, que unos días después anunciaba su retirada del Waterpolo, frenaba los ataques españoles, pero no pudo detener el penalty lanzado por Albert Español que devolvía la renta de dos goles a España al entrar en los dos últimos minutos del periodo. Los estadounidenses se vieron beneficiados de las exclusiones y Bret Bonanni recortaba la ventaja hispana que era neutralizada por Alex Bowen a tres segundos del descanso, al que se llegaba con un resultado de 5-5.


            Los porteros Moses y López Pinedo detenían los lanzamientos de los rivales hasta que Guillermo Molina rompía esa racha. Tras este gol de España, el combinado estadounidense se puso con ventaja en el marcador gracias a los goles de Bowen en superioridad y de Bonanni con un buen lanzamiento exterior. España supo reaccionar a esta circunstancia y le dio la vuelta al marcador con goles de Alberto Munárriz y luego de Albert Español en superioridad, que le daba la ventaja a España al final del tercer cuarto por 7-8.

            El equipo español defendía bien y al comienzo del último cuarto puso tierra de por medio en el marcador con los goles de Munárriz y de Blai Mallarach en superioridad, que abría una brecha de 3 goles a cuatro minutos del final. Estados Unidos reaccionó con un tanto de Bonanni y los fantasmas del partido de Italia empezaron a planear por la piscina cuando Alex Bowen marcaba el 9-10 a 59 segundos del final. El ataque español supo contemporizar y no dio opción a la sorpresa, manteniendo la ventaja hasta el final.

ESPAÑA – 9 –  CROACIA – 4 –

            Sensacional victoria de España ante los vigentes campeones olímpicos en un partido donde no dieron opciones al equipo croata con una defensa asfixiante que les dio una victoria que virtualmente los clasificaba para disputar los cuartos de final.


            España comenzó muy enchufada en el partido, y rápidamente se puso por delante en el marcador merced a los goles en sendos lanzamientos exteriores de Albert Español y Guillermo Molina. Como estaba siendo habitual en este campeonato, la defensa española no permitía facilidades a sus rivales, obligándolos a tiros forzados, y si eso fallaba, estaba Dani López Pinedo al quite. En este primer cuarto los postes también tuvieron parte de culpa para que el marcador no se volviese a mover y se llegase al final del mismo con el 2-0 favorable a España.

            López Pinedo tenía su día, y al poco de comenzar el segundo cuarto le detuvo un penalty a Sandro Sukno. Chalo Echenique continuaba con la racha que había cogido desde el anterior partido y volvió a soltar otro latigazo de los suyos para poner el 3 a 0 en el marcador. El primer tanto croata llegó por mediación de Sukno a 2:19 del descanso, clara muestra de la gran defensa española. Un nuevo golazo de Chalo ponía el 4-1 favorable a España con el que se llegaba al descanso.


            El comienzo del tercer periodo estuvo lleno de imprecisiones, con varias faltas en ataque señalizadas a ambos equipos. Tuvo que ser el croata Andro Buslje el que rompiese las hostilidades, pero Echenique estaba en estado de gracia y volvía a soltar su brazo para poner el 5 a 2 en el tanteador. Maro Jokovic anotaba un nuevo tanto que recortaba las distancias y dejaba el partido abierto de cara al último cuarto con el 5-3.

            Un gol de Balasz Sziranyi daba una cierta tranquilidad, pero rápidamente un conocido español como Xavi García neutralizaba el tanto de “Balú”. Pero España no estaba dispuesta a que Croacia se le acercase en el tanteador, y un tanto de Marc Minguell devolvía los tres goles de ventaja, ampliados a cuatro con un nuevo tanto de Chalo a falta de dos minutos. Los croatas lo intentaron, pero no pudieron hacer nada ante la defensa española y un nuevo gol de España por mediación de Fran Fernández dejaba el resultado final en 9 a 4 favorable a una España que fue muy superior al poderoso equipo croata.

ESPAÑA – 10 –  FRANCIA – 4 –

            Cómoda victoria de España ante el rival más débil del grupo que le daba la clasificación matemática para cuartos. La defensa española continuaba demostrando su poderío, incluso en un partido donde estuvo mas relajada en unas aguas ya bastante verdosas en la piscina del Centro Acuático Maria Lenk.


            España quería sentenciar cuanto antes su clasificación para cuartos ante Francia, y eso se vio desde el principio del partido, cogiendo rápidamente ventaja con los goles de Chalo Echenique y Marc Roca en superioridad. A Francia le costaba superar la férrea defensa española, y tuvo que ser en una superioridad como abrieron su marcador por medio de Mehdi Marzouki. No fue hasta los últimos segundos del primer cuarto, concretamente a falta de solo 2 cuando España marcó su tercer gol, aprovechando Echenique una superioridad.

            España se mostraba muy superior a Francia, y eso se iba a notar especialmente en el segundo cuarto, donde Blai Mallarach en superioridad, Chalo de penalty y Albert Español terminaban de romper definitivamente el partido para dejar un claro 6-1 en el marcador al llegar al descanso.


            El partido era tenso y muy defensivo, aunque España era muy superior. La diferencia se amplió más con el gol en superioridad de Willy Molina. Un gol de Ugo Crousillat dejaba la desventaja francesa en cinco tantos (7-2) al finalizar el tercer periodo.

            El partido estaba decidido, y solo quedaba ver la diferencia final. Guillermo Molina de penalty puso el 8-2, recortando las diferencias nuevamente Crousillat en superioridad con su segundo gol. España jugaba con comodidad, y Blai Mallarach marcaba en superioridad. Alexandre Camarasa anotaba el último tanto francés, puesto que el partido lo cerró Marc Minguell con el 10-4 que le otorgaba a España la victoria a España.

MONTENEGRO – 9 –  ESPAÑA – 9 –

            España lograba el empate ante su “bestia negra” de Londres 2012 y una de las principales candidatas a luchar por las medallas. Este empate y los resultados que se produjeron posteriormente le otorgaban a España la primera plaza de grupo.


            Era el primer partido de la jornada y las calculadoras para evitar a Serbia todavía no estaban funcionando. Ambos equipos se tomaron el partido muy en serio y la lucha fue dura. Poco tardó en anotar Montenegro el primero por medio de Filip Klikovac, al que respondió rápidamente “Balú” Sziranyi con el empate. Los dos equipos se empleaban con dureza, y fue Montenegro quien volvió a golpear primero gracias al tanto en superioridad de Darko Brguljan. Antes del final del primer periodo empató España a 2 con el tanto de penalty de Guillermo Molina, resultado con el que finalizó este cuarto.

            Comenzaron mejor los montenegrinos el segundo cuarto y con tantos de Sasa Misic y Mladan Janovic tomaron una ventaja de dos goles, recortada por un gol en superioridad de Chalo Echenique. Vjekoslav Paskovic conseguía un gran gol a falta de 16 segundos para finalizar el segundo cuarto, aunque Willy Molina soltaba su brazo a falta de 4 segundos para recortar distancias y poner el 5-4 favorable a Montenegro con el que se llegó al descanso.


            España salió enchufadísima tras el descanso, consiguiendo un parcial favorable de 3-0 gracias a los goles anotados por Alberto Munárriz en superioridad, Roger Tahull y Marc Roca. Este 5-7 le escocía un poco a los montenegrinos que recortaban diferencias por mediación de Aleksandar Radovic en superioridad. Albert Español volvió a poner los dos goles de ventaja para España, aunque cuando quedaban solo quince segundos para finalizar el tercer periodo Janovic anotaba el 7-8, todavía favorable a España.

            Es partido estaba muy emocionante, con los dos equipos empleándose con fuerza, y fue uno de los “cracks” de Montenegro, Darko Brguljan quien ponía las tablas en el marcador. Se acercaba el final del partido y todo estaba igualado hasta que Fran Fernández lograba batir a Zdravko Radic colocando a España por delante por 8-9 a falta de 2:14 para el final. Pero en un contraataque que no pudo defender bien España llegaba el tanto del empate anotado por Radovic. El palo impidió a Willy poner a España por delante, y una buena defensa final de los nuestros hizo que el resultado final fuese de empate a 9.

            Ahora ha llegado el momento de demostrar que España no tiene miedo a ningún rival y superar al “Coco” de la competición en estos cuartos de final que tanto se nos atragantan en las últimas ediciones de los Juegos. Vamos España!!!


Ignacio Ortiz

@00CAFETERO