A su espléndido título olímpico en Río, Ruth Beitia añadió, por segundo año consecutivo, la general de la Diamond League. Nunca un español lo había ganado y la cántabra lo ha conseguido dos veces. Ahora mismo, Ruth es la vigente campeona de Europa, campeona olímpica y la mujer diamante del salto de altura.

Tras ganar en las prestigiosas pistas de Oslo, Estocolmo, París y Londres, el zarpazo final de Beitia vino en el estadio Letzigrund de Zúrich (Suiza). A la española le valía con ser quinta para llevarse el botín final, y sin embargo, ganó la prueba con un concurso limpio.

Ruth necesitó para triunfar sólo cuatro saltos. Uno de 1,86, otro de 1,90, el de 1,93, que le daría el título de la Diamond League, y el 1,96 que le valía el triunfo de la Weltklasse.