Segunda medalla para la delegación española en Rio 2016, en esta ocasión de oro, de la mano de una increíble Nuria Marqués Soto, que a sus 17 años se corona como campeona paralímpica en una prueba tan dura como los 400 Libres en su debut en unos Juegos. También hay que destacar la cuarta posición de José Antonio Mari en la misma prueba en categoría masculina, así como los 12 nuevos records mundiales que se han batido durante esta segunda jornada de competición, y van 25...


            La jornada de la mañana comenzó contagiada por lo acontecido en el primer día de competición de estos Juegos, en el que se rebajaron trece plusmarcas mundiales, y en la primera prueba, los 100 Espalda masculino (Categoría S-2), se batió dos veces el record mundial: En la primera serie fue el chino Liankang Zou quien bajó por primera vez de los dos minutos con 1:58:29, rebajando en cuatro segundo el record anterior, pero es que en la segunda serie su compatriota Benying Liu destrozó literalmente el crono marcando un increíble 1:50:67, más de 7 segundos mejor que Zou, seguido muy de cerca por el ucraniano Serhii Palamarchuk con 1:51:23. Estos fueron los únicos records mundiales de las calificatorias.

            En lo que respecta a los nadadores españoles, la primera en competir fue la canaria Judit Rolo, que participó en la primera serie de los 50 Libres femenino (S-7) en la que acabó quinta con un tiempo de 37:80, que la dejaba sin poder pasar a la final con el noveno tiempo de las participantes, aunque seguro que le ha servido de una muy buena preparación para su prueba principal, los 50 Mariposa.

            En los 50 Libres masculino (Categoría S-10) teníamos al medallista de plata en Atenas 2004 en esta misma prueba, David Levecq, que tras quedar tercero de su serie con una marca de 25:08 se vio en la tesitura de tener que disputar un desempate al final de la jornada matinal tras igualar su tiempo para el octavo puesto con el del australiano Guy Harrison-Murray.

            Isabel Yinghua Hernández no se pudo clasificar para la final de los 50 Libres femenino (S-10) tras quedar en cuarta posición en su serie con una marca de 30:00 que la situaba en la decimotercera posición final.


            Muy buen papel el desempeñado por José Antonio Marí en los 400 Libres masculino (S-9) clasificando con el quinto mejor tiempo (fue cuarto en su serie) para una final en la que la disputa por la medallas se presentaba muy igualada, puesto que aunque el gran favorito, el australiano Brenden Hall, había conseguido la mejor marca (4:20:46) con una cierta ventaja sobre sus otros rivales, entre el segundo mejor tiempo marcado por el italiano Federico Morlacchi (4:22:20) y el quinto de José Antonio Marí (4:22:89) apenas había siete décimas, otorgando opciones de medalla para el español.

            Una de las promesas de la Natación paralímpica española, la catalana Nuria Marqués Soto, se clasificaba con comodidad para disputar la final de los 400 Libres femenino (S-9) tras quedar en segunda posición de su serie con una marca de 4:54:98 nadando con mucha tranquilidad. Nuria llegaba a estos Juegos con la segunda mejor marca de inscripción de todas las participantes (4:49:47), lo que la situaba en el grupo de favoritas y con muchas opciones de medalla, aunque se iba a encontrar con rivales muy duras como la australiana Ellie Cole o la holandesa Manon Vermarien, a las que se les habían unido tras estas series la china Jialing Xu y la británica Amy Marren.


            El desempate que tuvo que disputar David Levecq al final de la jornada le supuso una gran decepción, puesto que aunque mejoró bastante su marca de las series con un muy buen tiempo de 24:74 se vio superado por su rival australiano, que hizo 24:62 y logró el acceso a la final. De esta manera Levecq repetía la novena plaza de Londres 2012 en esta prueba.

            La sesión de la tarde comenzó con la final directa de los 100 Espalda masculino (Categoría S-1, los nadadores con mayor discapacidad física) en la que el ucraniano Hennadii Boiko pulverizaba literalmente su propia plusmarca mundial que había conseguido este año en los europeos de Funchal (2:23:75) por más de quince segundos, logrando el oro con unos sensacionales 2:08:01, aventajando en casi veinte segundos al medallista de plata.

            Si espectaculares fueron las dos series de la mañana de los 100 Espalda masculino (S-2) con records mundiales en cada una de ellas, la final no se quedó atrás, y el chino Liankang Zou, al que le había durado su plusmarca escasos cuatro minutos, se resarció logrando el oro con otro nuevo record al parar el crono en 1:45:25, mejorando en más de cinco segundos la marca matutina de su compatriota Benying Liu, que se tuvo que conformar con la plata con 1:48:29. El bocado al record mundial anterior a estos Juegos ha sido de más de 17 segundos.

            Y como ya está siendo costumbre en estos Juegos Paralímpicos, tercera final de la tarde, tercer record mundial, en este caso en la final directa de los 100 Espalda femenino (S-2), donde la singapurense Pin Xiu Yip mejoraba su propia plusmarca en algo más de dos segundos y medio con un tiempo de 2:07:09.

            Y como no, cuatro de cuatro, porque en la final de los 50 Libres masculino (S-7) el chino Shiyun Pan, que por la mañana solo había logrado el sexto mejor tiempo, mejoró su plata de Londres 2012 y se colgó el oro con un nuevo record mundial (27:35).

            En la final de los 50 Mariposa masculino (S-6) se produjo un triplete chino con record mundial por parte de Qing Xu con 29:89, que rebajó en una sola centésima su propio record conseguido en Londres 2012. La plata fue para Tao Zheng, que el día anterior había sido oro en los 100 Espalda, a solo 4 centésimas de Xu.

            Ooootro record mundial llegaba en los 50 Libres femenino (S-10) por mediación de la canadiense Aurelie Rivard, que con 27:37 batía la plusmarca de la rusa Nina Ryabova (27:60) y sorprendía a la favorita, la neozelandesa Sophie Pascoe, que se tenía que conformar con la plata.


            Ya lo comentaba durante los Juegos Olímpicos, y es que parece que las aguas de Rio de Janeiro tienen algo especial, porque sino es difícil explicar la cantidad de records mundiales que están cayendo en este Estadio Acuático, como por ejemplo en la final de los 100 Espalda masculino (Categoría S-11, invidentes totales) en la que el ucraniano Dmytro Zalevskyi nadando por la calle 2 rebajaba la plusmarca mundial que tenía el chino Bozun Yang desde Londres 2012 (1:07:74) para colgarse el oro con 1:06:66.

            El octavo record mundial de la tarde llegaba en los 100 Espalda femenino (S-11) por mediación de la neozelandesa Mary Fisher, que por la mañana se había quedado a solo 9 centésimas pero que lo pulverizó en la final para llevarse el oro con 1:17:96.


            Una pena la cuarta posición de José Antonio Mari en la final de los 400 Libres masculino (S-9), repitiendo la misma posición que ocupó en Londres 2012 en esta prueba. El español comenzó quinto, recuperando un puesto mediada la carrera. Por delante Brenden Hall confirmaba su favoritismo, con el italiano Morlacchi a una cierta distancia, mientras que el británico Lewis White marchaba tercero con Mari a poco más de un segundo. En el último largo apretó el español buscando la medalla y se aproximó a White, pero no lo suficiente como para arrebatarle el tercer cajón del podio. Oro para Hall con 4:12:73, plata para Morlacchi con 4:17:91, bronce para White con 4:21:38 y Mari cuarto con 4:23:04. Esperemos que tenga más suerte en las pruebas que se ha preparado a fondo para estos Juegos.

            Impresionante carrera la realizada por Nuria Marqués para conseguir la medalla de oro en una apasionante final que se decidió en los últimos metros. Nuria salió valiente, dando el primer giro en primera posición, aunque a los 100 metros se veía superada por la favorita, la australiana Ellie Cole, con la británica Amy Marren muy próximas a las dos. Poco a poco se fueron escapando las dos primeras, cogiendo una ventaja considerable con sus rivales, con Cole en cabeza todo el tiempo pero Nuria siempre se mantenía a menos de un segundo. Al paso por el 300 todo seguía igual, pero aparecía por detrás, a unos tres segundos, la china Jialing Xu nadando en negativo.


            En el último giro la ventaja de Cole sobre Nuria era de apenas 41 centésimas, pero se veía complicado que la española pudiese superar a su rival, mientras que por detrás llegaba la china con muchísima fuerza recortando las distancias de manera sorprendente. En una postrera demostración de furia, Nuria Marqués le recortaba la ventaja a Ellie Cole para tocar la pared solo dos centésimas antes que la australiana. De esta manera, Nuria Marqués se hacía con el primer oro para España en estos Juegos Paralímpicos con 4:42:56 por los 4:42:58 de Cole (record de Oceanía), siendo el bronce para Jialing Xu con 4:43:66 (record de Asia), con el resto de competidoras a más de diez segundos de las tres primeras.


             Otro triplete chino con record mundial se producía en la final de los 100 Mariposa masculino (S-8), llevándose todos los honores Maodang Song con 59:19, siendo el primer y único nadador en bajar del minuto en esta prueba.
           
            Y como colofón a la jornada, en la primera prueba de relevos, el 4x50 Libre mixto-20 puntos (en la suma de las categorías de sus cuatro nadadores, dos hombres y dos mujeres, no pueden superar los 20 puntos) llegaba una nueva plusmarca mundial por parte de China, que con 2:18:20 superaba a Brasil y a Ucrania.

Ignacio Ortiz

@00CAFETERO