El piloto español Maverick Viñales logró su primera victoria en MotoGP al imponerse en el Gran Premio de Gran Bretaña disputado en el circuito de Silverstone, lo que supuso que Suzuki gane una carrera en la categoría reina del motociclismo por primera vez desde 2007. Viñales, de 21 años y campeón mundial de Moto3 en 2013, controló la carrera de principio a fin y superó en la meta al británico Cal Crutchlow (Honda) y al italiano Valentino Rossi (Yamaha).

La salida de la carrera deparó una bandera roja por una peligrosa caída entre el español Pol Espargaró y el francés Loris Baz, que tuvieron que ser evacuados del circuito. Tras la reanudación, Viñales tiró en cabeza de carrera y se distanció de los perseguidores. Mientras tanto, el líder del Mundial, Marc Márquez, hacía de tapón entre el resto de favoritos.

Fue Rossi el que mostró llevar más ritmo en el "pelotón", y tras unas vueltas consiguió adelantar a sus compañeros de grupo e intentar la caza del de Suzuki, futuro compañero suyo en Yamaha la próxima temporada.

Sin embargo, Crutchlow, Márquez o Iannone siguieron el ritmo del #46, impidiéndole la escapada y llegando a las últimas vueltas en posición de luchar por el podium. Finalmente, Iannone cayó, Márquez se coló en una curva y segundo finalizó Crutchlow, con Rossi tercero, Márquez, el líder del mundial, fue cuarto, y Pedrosa quinto.