Dolph Ziggler se jugó todo para buscar el Campeonato Intercontinental de WWE, lo que lo motivó para salir adelante y conseguir el título en el PPV de No Mercy. Cansado de todas las oportunidades que no pudo aprovechar, Dolph Ziggler decidió apostar su carrera para conseguir una nueva ocasión por el cinturón de The Miz, quien aceptó el reto.

El combate inició del lado de Miz, quien intentó llevarse el duelo desde el principio, pero siempre fue revertido. Por este motivo, el Asombroso se enfocó en atacar la pierna izquierda de su rival, pero aun así Ziggler no se rindió.

Maryse aprovechó una distracción del árbitro para atacar a Dolph con un líquido, lo que fue tradujo The Miz en un Skull-Crushing Finale, pero el conteo no llegó a tres. Apareció el Spirit Squad, excompañeros de Ziggler, quienes entretuvieron al árbitro, pero tampoco funcionó el ataque y el colegiado acabó expulsándolos del ring junto a Maryse. Finalmente, Dolph conectó una superkick a Miz para noquear al campeón y quedarse con el cetro y salvar su carrera.

Esta es la quinta ostentación de Dolph Ziggler quien terminó con la racha de 188 días de campeón de The Miz, la más duradera desde el año 2011. Con esta victoria, Ziggler se cuela en la lista de los 20 campeones que más tiempo han ostentado el campeonato.